*

El Camino pudo tener un final muy diferente para Jesse Pinkman

15 OCT 2019 / Cine

El Camino pudo tener un final muy diferente para Jesse Pinkman

Vince Gilligan detalló cómo era la versión alternativa que trazó por un tiempo para la trama de la película de Breaking Bad.


La semana pasada finalmente se estrenó  El Camino, la esperada película de Breaking Bad que retomó la historia de Jesse Pinkman tras el final de la serie y le dio a los fanáticos una despedida bastante satisfactoria para el personaje.

Pero mientras El Camino tiene contentos a los fanáticos de Breaking Bad, el creador de la serie y la película, Vince Gilligan, contó que inicialmente tenía otra idea en mente para la película, la cual podría haber cambiado radicalmente el último capítulo en la historia de Jesse.

Por supuesto, como las declaraciones de Gilligan apuntan al final de la película, si aún no ven El Camino: A Breaking Bad Movie, encontrarán spoilers a continuación.

Luego de una larga travesía, al final de El Camino, Jesse finalmente llega a Alaska y se dispone a establecer una nueva vida que obviamente estará marcada por todo lo que vivió en la propia película y a lo largo de las cinco temporadas de Breaking Bad.

Pero mientras ese final es más o menos feliz, por un tiempo Vince Gilligan quiso que Jesse no terminara su historia en libertad y sacrificara su escape para ayudar a otra persona.

“Me gusta la ironía para contar historias. Amo los giros irónicos. Una vez que decidí hacer esta película, por mucho tiempo tuve en mi mente la idea de que lo que más quería era ver a Jesse escapando. Y lo que él más quería hacer era escapar”, dijo Gilligan a Vulture. “Así que estaba tratando de trazar una trama donde el héroe salva alguien más. Alguien que introduciríamos como un nuevo personaje en la película”.

“(Jesse) es un personaje naturalmente heroico en mi mente”, añadió el creador de Better Call Saul, “él salva a alguien al final de la película y voluntariamente permite que lo capturen para salvar a esta otra persona. Al final de la película, (Jesse) está encerrado en una prisión en Montana o algún otro lugar. Y él está en paz con eso. Era (un final) muy íntimo, tipo emo y con cosas muy dramáticas”.

En conversación con EW, Gilligan complementó sus declaraciones contando que no había alcanzado a avanzar mucho en esa versión del guión, pero que la premisa general establecía que Jesse intentaría ayudar a una mujer mientras se estaba escondiendo en la frontera de Canadá.

“No llegue muy lejos en ese sentido, pero probablemente sería una mujer joven que necesitaría ayuda”, tanteó Gilligan. “(Jesse) se estaba escondiendo en la frontera de Canadá, y esta mujer estaba trabajando como cuidadora en un hotel o algo así. Él decide salvarla sabiendo completamente que sufrirá por ello y será capturado, pero lo hace de todas maneras”.

“La última escena probablemente habría sido él en una celda en la cárcel, pero en paz por primera vez desde que la película comenzó”, añadió el director. “Creo que se iba a instalar la idea de que él no podía dormir. (Jesse) no podía dormir por una semana o más desde su escape. La policía estaba buscándolo  y él estaba muy atormentado y cargado con adrenalina.  Pero al final, estaba en la celda e irónicamente por fin podía dormir como un bebé. Creí  ‘ah, esto sería bastante genial'”.

Pero, ¿por qué Gilligan no siguió esa premisa? Según el creador de  Breaking Bad, tomó esa decisión porque su entorno le dijo que era una mala idea.

“Le propuse esta versión a mi novia Holly (Rice)”, dijo Gilligan, “y también separadamente se la propuse a Peter Gould (productor de Breaking Bad y co-creador de Better Call Saul) y los guionistas, y todos me miraron como si estuviera completamente loco: ‘‘¡No puedes encerrar nuevamente a Jesse al final de la película! ¡La gente te destrozara!’ Estoy contento de haberlos escuchado. Creo que hay una versión de esa película que si se ejecutara perfectamente funcionaría, pero no se si yo podía realizara. Estoy contento de que termine haciendo la película como la hice”.

Al ser consultado por este posible final de la película, el actor tras Jesse Pinkman, Aaron Paul, dijo que no se había enterado de esa versión de la historia, pero que está feliz de que en la trama final su personaje quedara en libertad.

Seguir leyendo