*

El Chile que olvidamos: La última vez que la “Roja” había quedado fuera de un Mundial

12 OCT 2017 / Deportes

El Chile que olvidamos: La última vez que la “Roja” había quedado fuera de un Mundial

El 12 de octubre de 2005, y cuando los hinchas cantaban en la galería, la Selección Chilena igualó 0-0 en un asco de partido ante Ecuador y no pudo acceder a Alemania 2006. Doce años más tarde, la gente va de turista al estadio pero se repitió la frustración.

Aún en estado de luto colectivo, los hinchas de la Selección Chilena prácticamente habían olvidado la última vez que el “Equipo de Todos” quedó fuera de una Copa del Mundo. Pero la triste efeméride señala que hace exactamente 12 años los fanáticos nacionales lloraron -tal como ahora- una penosa eliminación mundialista. En Mouse lo recordamos para seguir cortándonos las venas y continuar echándonos jugo de limón con pepas en la herida.

El 12 de octubre de 2005, Chile tenía una ínfima opción de aspirar al repechaje con miras al Mundial de Alemania 2006. Para ello, la “Roja” de Nelson Acosta debía derrotar a Ecuador en el Estadio Nacional y esperar resultados: que Colombia no derrotara a Paraguay en Asunción; y con extrema inocencia, aguardar que Uruguay no le ganara a Argentina en Montevideo…

Acosta había asumido durante las fechas finales del proceso en reemplazo de Juvenal Olmos. Tal como ahora, Chile partió como avión las clasificatorias gracias al empate 2-2 en Buenos Aires y el 2-1 ante Perú en Santiago. Pero como reza la canción, todo se derrumbó y el “Perro Verde” debió aprender a pescar… pescar sus cositas e irse de Juan Pinto Durán.

Esa noche del 12 de octubre de 2005, don Nelson mandó a la cancha a Claudio Bravo; Moisés Villarroel, Ricardo Rojas, Luis Fuentes, Rodrigo Pérez; Claudio Maldonado, Rodrigo “Kalule” Meléndez; Jorge Valdivia, David Pizarro; Luis Jiménez y Reinaldo Navia. En el segundo tiempo entraron Humberto Suazo, Matías Fernández y Milovan Mirosevic. En cuanto a nombres, el equipo no parecía tan malo pero no era la “Generación Dorada”, sino algo parecido a la “Generación Doragua”. Sólo el portero, el “Mago” (Valdivia, habrán reparado que jugaron dos “Magos”), “Chupete” y el “Mati” sobresaldrían en las clasificatorias posteriores.

Aunque cueste creerlo, para esa fecha el público de la Selección Chilena era de verdad, muy lejos de los turistas zorrones de la actualidad. Como el uso de smartphones no estaba tan masificado en aquella época, la gente realmente iba a la galería para ver los partidos y no tomarse selfies como enfermos mentales. En aquel entonces, los cánticos eran más sonoros y seguidos, y las pifiaderas al árbitro o al adversario realmente achicharraban los tímpanos.

El partido ante Ecuador fue un asco. El marcador culminó con un fome, penoso y triste empate sin goles. Sólo Humberto Suazo al final mostró compromiso y lucha. Ya de vuelta del entretiempo se sabía que Chile no tenía por dónde, lo que motivó a que la gente cantara tupido y parejo durante los últimos 45 minutos: “Olmos, c… madre, por tu culpa, no vamos al Mundial”. Para peor, Uruguay le ganó a Argentina y Colombia a Paraguay. El chancho ya estaba tirado en contra de la “Roja”.

Seguir leyendo