*

El extraño caso del hombre que quiso matar al Power Ranger verde en una Comic-Con

27 MAY 2017 / Actualidad

El extraño caso del hombre que quiso matar al Power Ranger verde en una Comic-Con

Matthew Sterling fue detenido antes de lograr su objetivo de asesinar a Jason David Frank y a "malos" policías.


Matthew Sterling fue arrestado el jueves pasado en la Phoenix Comic-Con, portando armas con el objetivo de eliminar a individuos específicos. Entre estos estaba incluido Jason David Frank, el actor de la serie original de los Power Rangers y que debutó como el héroe verde que cae en las garras de la malvada Rita Repulsa.

Entre las armas que le fueron incautadas estaba una escopeta de calibre 12, tres pistolas, un cuchillo de combate, spray de pimientas y estrellas ninjas.

Según consta en el Arizona Republic, la policía indicó que Sterling quería además acabar con la vida de “policías afroditas”, que es un término que utiliza para describir a los oficiales que considera “malos”. Al ser arrestado, el sujeto también indió que logró evadir la seguridad y las estaciones que verifican las armas para llegar hasta la parte central del centro de convenciones. Incluso en su teléfono tenía un recordatorio de que tenía que matar a Frank el 25 de mayo.

Reconociendo que existía una prohibición para portar armas en la convención, Sterling también dijo que creía que esas reglas no le aplicaban, ya que “es The Punisher“. Al ser detenidos, algunos testigos describieron que estaba vestido “como Rambo”.

Sterling logró ser detenido antes de concretar su objetivo debido a que subió mensajes a redes sociales en los alrededores del lugar en el que se llevaba a cabo esa Comic-Con, dando a conocer su objetivo de matar a policías. Una mujer leyó los mensajes y contactó a las autoridades, que lograron detener a Sterling sin mayores incidentes.

Tras el suceso, Jason David Frank hizo una pequeña conferencia de prensa para informar que estaba bien y además informó sobre los cambios en las reglas de la Phoenix Comic-Con, ya que se banearon las armas de réplica y otro tipo de aditamentos de los cosplays. Por esa razón ya no podría firmar las dagas del Dragonzord. Nadie podría acceder con réplicas a la convención tras el incidente. Ni siquiera con réplicas de los sables de luz de Star Wars y el arma de los proton packs de los Cazafantasmas no debe ser desenfundada.

Además, surgió un video de Sterling mientras leen los cargos en su contra y se le informa que su fianza asciende a un millón de dólares.

 

Seguir leyendo