*

El largo historial de festejos ajenos que ha debido sufrir Curicó Unido

1 DIC 2017 / Deportes

El largo historial de festejos ajenos que ha debido sufrir Curicó Unido

Colo Colo podría ser campeón si este domingo vence a los albirrojos que, en el pasado, han visto cómo otros han celebrado en su cara. Eso sí, los torteros están motivados porque un punto ante los albos les asegura una inédita permanencia en Primera División.


Este fin de semana Colo Colo podría ser campeón. Para ello, Audax Italiano y Unión Española deben igualar entre ellos en La Florida, Universidad de Chile debe perder o empatar con Universidad de Concepción en el Biobío, y los albos derrotar a Curicó Unido en el Monumental. Pero el tema que nos convoca no es el hipotético título del Cacique, sino la motivación que tienen los curicanos por funar la fiesta en  la casa colocolina. En realidad, las dos motivaciones.

La primera de ellas es mantenerse en Primera División, algo que nunca han conseguido en su historia. Para ello, necesitan al menos igualar en Pedrero. Y la segunda tiene que ver con un ingrato prontuario: por circunstancias de la vida, en repetidas ocasiones han debido ver el festejo de otros en sus propias narices. O como dirían los sabandas, ser el pato de la boda. Por supuesto, no quieren que la historia se repita este domingo.

La primera vez que los curicanos observaron el festejo ajeno fue en 1989, con el retorno de Universidad de Chile a Primera División

Más tarde, en 1993, Curicó Unido llegó hasta la liguilla de Tercera División en busca del retorno a la aún llamada Segunda División. Sin embargo, no tan sólo no consiguieron el ascenso, sino que sufrieron la derrota por 1-0 ante el Deportes Ovalle dirigido por Gustavo Huerta (gol de Carlos Jorquera) que le dio el título a los verdes del Limarí.

Imagen de la previa del partido en que Deportes Ovalle volvió a la Segunda División bajo el mando técnico de Gustavo Huerta.

Varios años más tarde, y con los curicanos de vuelta en el fútbol profesional, Deportes Melipilla se presentó en el estadio La Granja a fines de 2006 con el ascenso ya asegurado a Primera División pero con el objetivo de lograr el título. Finalmente, los hombres de Luis Musrri consiguieron empatar 1-1 (el gol de los “potros” fue de Jorge “Maravilla” Guzmán) y festejaron la corona en territorio tortero. Eso sí, a la barra local no le gustó la celebración ajena, y ello se tradujo en graves incidentes.

Un año más tarde, en 2007, la hinchada de Curicó Unido se trasladó en masa a Talca (no les quedaba muy lejos) para la última fecha del campeonato de Primera B. Los fanáticos tenían la ilusión de amargarle el ascenso a Rangers, que estaba obligado a ganar para retornar a Primera División. Sin embargo, lo único que lograron fue ver a los talquinos celebrando la vuelta a la máxima categoría tras imponerse 3-0, gracias a los goles de Marcelo Lucero, Omar Enrique Mallea y Lucas Elvis Palma.

Otro equipo que celebró su vuelta a Primera División tras ganarle a Curicó Unido fue Deportes Iquique. En 2010, los “dragones celestes” se coronaron campeones de la Primera B y dieron la vuelta olímpica tras ganar 2-0 con goles de Néstor Contreras y Alvaro “chanchito” Ramos.

Y en 2014 se acabó la maldición curicana de ser las víctimas circunstanciales de un festejo ajeno. En el Clausura de ese año de la Primera B, Coquimbo Unido se consagró campeón tras vencer por 2-1 a los albirrojos, con anotaciones de Gamadiel García y Cristián Ledesma. Fue el último título que consiguió el veterano defensa central Luis Fuentes, el de la culebra a Ronaldo.

Vino de otras pipas son las finales perdidas por Curicó Unido, donde tampoco ha tenido mayor fortuna aunque -claro- ha significado que otros festejen en su cara. Ello aconteció por primera vez en 2004 cuando debieron jugar en Linares un partido de desempate ante Ñublense por el único cupo de ascenso a la Primera B. Los vencedores fueron los chillanejos, que en ese momento eran dirigidos por Luis Marcoleta, hoy técnico tortero.

Más tarde, en 2009, Curicó Unido tenía todo para mantenerse en Primera División. En la ida de la liguilla ante San Luis de Quillota -jugada en Limache pues el estadio Lucio Fariña estaba siendo remodelado- ganaron con claridad por 2-1 (doblete de Juan José Albornoz y descuento de Mario Pierani). Sin embargo, en la vuelta, fueron los canarios quienes finalmente festejaron el ascenso con el triunfo por 3-0 en San Fernando (goles de Fernando Alves Machado, Alexis Flores y Bryan Danesi) , pues el estadio La Granja también estaba remozándose.

Y la última frustración fue en la final del torneo de Transición de la Primera B 2013. En el juego de ida, Universidad de Concepción -dirigida por Pablo “Vitamina” Sánchez- le ganó 1-0 como local a Curicó. Y en la vuelta, consiguió empatar 1-1 y así retornar a Primera División.

Ahora Colo Colo podría ser otro equipo que festeje un logro en la cara de los curicanos. Eso sí, los albirrojos -que vienen de ganarle a Huachipato- no serán presas fáciles. Muy por el contrario: los de la banda diagonal saben que con un punto lograrán el hito deportivo más grande de su historial futbolístico: jugar un segundo campeonato consecutivo en Primera División. Y eso no es poco tras años de sufrimiento…

Seguir leyendo