*

El legado de Slam Dunk

16 OCT 2017 / Anime

El legado de Slam Dunk

Desde "matar con la mirada" hasta sus constantes trifulcas, la serie que hoy cumple 24 años dejó una serie de momentos para no olvidar.


Un 16 de octubre de 1993 se emitió el primer capítulo de Slam Dunk. El animé cuenta la historia de Hanamichi Sakuragi, un rufián que se une al equipo de básquetbol de la preparatoria de Shohoku, en primera instancia, con el único objetivo de conquistar a la hermana menor del capitán Akagi, Haruko.

Sin embargo, a medida que pasa el tiempo, el novato progresivamente se enamora del deporte y se traza como meta, además, convertirse en el mejor jugador.

Durante este largo camino, en el que se forja como pieza clave del plantel de Shohoku que finalmente consigue la clasificación al Campeonato Nacional, es que el pelirrojo enfrenta desafíos tan grandes como superar su tendencia al juego brusco, que le valió unas cuantas expulsiones, o luchar contra los jugadores más experimentados del estado de Kanagawa.

Sorteando cada uno de estos retos, Hanamichi y sus compañeros marcaron la infancia de todos. En el caso del principiante, recurriendo a algunas “técnicas” que se grabaron para siempre.

  1. Matar con la mirada

̶ Debes estar ocultando algún secreto o algo así. ¿Por qué no me dices tu técnica secreta? Dime tu técnica milagrosa.
̶ Un secreto…, Bueno, sí, tengo uno.
̶ Uy lo sabía, prometo no decirle a nadie
̶ El secreto es matarlos con la mirada. Los movimientos de tu adversario… ¡tienes que matarlos con la mirada!

Hanamichi estaba desesperado por mejorar y le pidió un consejo a su capitán, Takenori Akagi. El “Gori”, sin dudarlo, le explicó al novato que debía “matar con la mirada” a sus adversarios. Sakuragi rápidamente asoció la explicación con sus peleas, cuando atemorizaba a sus contendientes. Obviamente, resultó ser una mentira para mantener “motivado” al pelirrojo.

  1. Matamoscas

Promediando el encuentro frente a Kainan, Takenori Akagi, alma del Shohoku, cayó mal tras realizar un rebote y debió salir del campo, lesionado del tobillo. Minutos después, motivado por las palabras de su capitán, quien prometió volver a la cancha sin importar el dolor, Hanamichi decidió asumir el papel del “Gori”, protegiendo la canasta.

“El hermano menor de King Kong” se tituló el episodio, donde el pelirrojo emuló la técnica de Akagi, evitando la conversión de Nobunaga Kiyota. “El Matamoscas” se convirtió en una de las defensas preferidas de ambos, consistiendo en un potente bloqueo de frente.

  1. Tiros libres

Uno de las particularidades que caracterizó a Hanamichi Sakuragi fue su postura para lanzar los tiros libres. Debido a no conocer la técnica convencional, el pelirrojo prefirió tirar de una manera que le fuese cómoda: de abajo hacia arriba, sin saber que esa ejecución fue popularizada por Rick Barry en la NBA.

  1. Rendirse jamás

“Lo siento mucho, Sakuragi, pero el chico que me gusta es Orlando, él pertenece al club de básquetbol”. Con estas palabras, una vez más Hanamichi era rechazado. Segundos después apareció su banda de amigos, encabezada por Youhei Mito, para celebrar su decepción número 50. Rápidamente, el pelirrojo pasó de las lágrimas a la furia, golpeándolos por burlarse de la situación.

Una de las enseñanzas que dejó Sakuragi fuera del campo de juego, fue la de nunca rendirse: pese a ser rechazado por 50 chicas, insistió en busca del amor, enfocándose en Haruko.

  1. Peleas

“Un verdadero amigo no es quien separa una pelea, sino el que llega con una patada voladora”. La frase la conocían perfectamente Hanamichi y sus amigos, quienes en cada una de las riñas de la serie no dudaron en participar defendiendo a sus cercanos. El enfrentamiento más clásico, sin duda, es el que protagonizaron en el gimnasio los jugadores de Shohoku frente a la banda liderada por Mitsui.

Seguir leyendo