*

El negocio sobre James Bond podría expandirse en el cine

6 SEP 2017 / Cine

El negocio sobre James Bond podría expandirse en el cine

Amazon y Apple se sumaron a la batalla de los estudios por la distribución de la película número 25. Su lucrativa marca es el tesoro que todos quieren.


Durante la última década, los grandes estudios han potenciado su interés en las marcas, dejando en un segundo plano el desarrollo de ideas originales. Si un producto es reconocido, ya sea porque pertenece a otro medio o alguna franquicia ya exprimida en pantalla grande, es más fácil de vender. O eso es lo que creen.

También actualmente su máximo objetivo es concretar universos cinematográficos que les permitan llenar su grilla de estrenos con películas probadas.

James Bond, en ese sentido, representaría una oportunidad que está generando una batalla entre los estudios en Hollywood.

En The Hollywood Reporter explican que todo surge a partir de la distribución de la próxima película de la saga del agente 007, la número 25 de la franquicia y que verá el retorno de Daniel Craig al rol.

Metro-Goldwyn-Mayer, tras su bancarrota, sigue siendo la dueña de los derechos, pero los vende al mejor postor para tener un partner durante un número determinado de películas, mientras Eon sigue a cargo de la producción que está bajo su control desde la primera película de la saga.

En THR afirman que Warner Bros. sería el estudio que está perfilándose como la probable nueva casa de la creación de Ian Fleeming, mientras que en Sony no quieren perder a la marca que tenían desde Casino Royale. Asimismo, Universal y Fox aún no desisten en su objetivo de quedarse con la distribución de Bond 25.

Pero la guerra no se quedaría ahí. Bond también tiene atractivo para los servicios de Internet, que también están en búsqueda de asegurar una marca bajo su alero. Amazon y Apple también se meterían en el negocio de la distribución, ingresando a la contienda para potenciar sus servicios de streaming a futuro con una de las últimas grandes marcas que no están en otras manos, como ya pasa con Pixar, Star Wars y Marvel.

Y considerando que el valor de la franquicia Bond es superior a los $2 mil millones de dólares, y algunas estimaciones la elevan a los $5 mil millones, también en THR agregan que existen ejecutivos que considerarían que hay un potencial desperdiciado al solo hacer películas protagonizadas por Bond. De ahí que hay quienes ven potencial para crear un universo de películas centrada en el mundo de 007, que es lo último que nos faltaría.

Seguir leyendo