*

El signficado de los dados dorados que aparecen en The Last Jedi

18 DIC 2017 / Cine

El signficado de los dados dorados que aparecen en The Last Jedi

Un par de cubos espaciales son protagonistas de una de las escenas más emotivas de la película y quizás no sea la última vez que los veamos

The Last Jedi tiene varios protagonistas que ya conocemos. Está Rey, la nueva heroína que va en búsqueda de un ya cansado Luke Skywalker, mientras Poe Dameron, Finn y Rose Tico intentan contener a los ataques y la fuerza de La Primera Orden.

Pero como ya sabemos, dentro de Star Wars no todos los protagonistas son personas. A veces son droides, otras veces armas interestelares como una Estrella de la Muerte o incluso un sable de luz pueden tener tanta o mayor importancia que los héroes que llevan la acción. Y en el episodio 8 de la Guerra de las Galaxias, conocemos un objeto muy particular que cobra especial simbolismo en el medio y al final de la cinta. Para quienes quieran saber de qué se trata, se los contamos después de esta conveniente alerta de spoiler.

Alerta de grandes spoilers.

Cuando Luke vuelve a entrar al Halcón Milenario, decide ir por lo que aparenta ser un par de dados dorados unidos por una cadena. Luke los toma y los guarda con algo de pena, probablemente porque le recuerdan a uno de sus grandes amigos, el ya difunto Han Solo. Esta pieza de joyería espacial, es vista nuevamente cuando Luke hace su visita holográfica al planeta de Crair para reunirse por última vez con su hermana Leia. En esta visita, Luke decide entregarle a Leia este par de dados, los que finalmente entendemos que no era más que un simbolismo, ya que los verdaderos dados siguen, presumimos, en posesión de Luke en Ahch-To.

Los dados de Han Solo, como son conocidos dentro del canon, son muy importantes para el desarrollo de la historia, ya que es con ellos con los que Solo le ganó el Halcón Milenario a Lando Calrissian, en un juego llamado Corellian Spike, una versión de dados del popular Sabbac.

Los dados de Solo nunca habían sido mostrados de manera cercana en las cintas, sino que más bien eran un elemento decorativo del Halcón, casi como una suerte de Easter Egg que solo alcanza a ser visto en un par de escena de Una Nueva Esperanza, y no reciben una revisión cercana hasta que los vemos en The Last Jedi. Si se fijan en la siguiente foto, los dados pueden ser vistos colgando justo en las parte superior del Halcón Milenario, al igual que cuelga un pinito verde desde el vidrio de un taxi.

 

Pero aunque nadie les haya dado demasiada atención en las cintas originales, los dados si volvieron a aparecer cuando vimos, por primera vez, las imágenes del regreso de Star Wars en la revista Vanity Fair, en la edición  de Junio de 2015 de la revista. Si se fijan, en la parte superior, entre la V y la A, vuelven a aparecer estos ahora muy importantes dados.

Claramente se les hizo volver como un homenaje a las películas originales, pero también posiblemente para preparar lo que será el estreno en el próximo año de Solo: A Star Wars Story, en donde veremos precisamente cómo Han Solo ganó el Halcón Milenario. De hecho, los dados originales e incluso los usados durante The Force Awakens era un simple par de dados comunes pintados para tener la apariencia dorada, pero los que aparecen en The Last Jedi no tienen números sino que letras del alfabeto utilizado en el universo de Star Wars, lo que implica que, probablemente, no sea la última vez que los veamos y que hayan sido incluidos para seguir generando conexiones entre las entregas de la nueva trilogía y los spin-offs que Disney está creando.

Seguir leyendo