*

El viaje a Europa cuyo fracaso le salvó la carrera a Esteban Paredes

8 MAY 2018 / Deportes

El viaje a Europa cuyo fracaso le salvó la carrera a Esteban Paredes

Con el delantero en el viejo continente ¿Qué hubiera pasado si el presidente de Santiago Morning autorizaba a su estrella para que fichara en la "portentosa" liga de Chipre a comienzos de 2008? Te contamos la historia en que la actual figura de nuestro fútbol recibió el favor de su vida...


Esteban Paredes es el jugador de moda en el fútbol chileno. Con 37 años, el atacante de Colo Colo no para de anotar y cada vez más se acerca al récord de Francisco “Chamaco” Valdés, el máximo anotador en la historia de los torneos de Primera División en nuestro país. Sin embargo, la historia de “visogol” pudo ser completamente diferente si es que hubiese resultado un viaje que hizo a Europa para fichar en un equipo de Chipre. Una década más tarde, el delantero le debe una gigante a Santiago Morning…

A comienzos de 2008, los “microbuseros” se preparaban para encarar su retorno a Primera División. Un año antes, con los “bohemios” en la B, Paredes fue cedido a préstamo a Cobreloa. A esas alturas, el delantero ya destacaba por su capacidad goleadora pero el club recoletano se negaba a la venta de su pase a otro club pues consideraba como insuficientes las ofertas por el crack. De hecho, con anterioridad había sido cedido a Universidad de Concepción y a Pachuca Juniors de México, además de un paso por Deportes Puerto Montt en el ascenso chileno cuando era más joven y necesitaba foguearse.

Tras jugar en los loínos, y mientras Santiago Morning realizaba su pretemporada antes de redebutar en la máxima categoría, Paredes tomó su maleta y -sin avisarle a nadie- se embarcó rumbo a Chipre para firmar en el desconocido AEK Larnaca de Chipre. Daba lo mismo que se tratara de una liga menor en el mundo, porque el objetivo del delantero era amarrar un contrato que le asegurase la vida.

Pero había un detalle: Paredes viajó a Chipre sin la autorización de su club y sin haber destrabado su salida del “Chaguito”. Mientras estaba en Europa, el jugador esperó pacientemente el envío de su pase. Sin embargo, Santiago Morning no cedió, al punto que -un par de semanas más tarde- el goleador tuvo que resignarse y debió regresar a Chile para defender al club de la “V” negra. 

Días después de este fracasado viaje, Paredes contó la firme en un sitio de la competencia: “Lo que pasa es que me fui sin decirle nada a los dirigentes de Santiago Morning. A lo mejor no estaba claro y estuve 20 días negociando en AEK. Tenía la esperanza de que llegara mi pase, pero no fue así. Don Miguel (Nasur) estaba muy enojado porque habíamos tenido una reunión antes de irme diciendo que me quedaba acá, pero me fui sin avisar. Ahora está todo solucionado, entendieron mi situación y espero hacer bien las cosas acá”.

En 2017 ahondó en una entrevista a Qué Pasa, medio que es hermano nuestro: “Llegué con el Polaco (Rodrigo Goldberg) al tiro a una comida en una iglesia judía. ¿Y sabís? Me gustó el ambiente, la comida medio rara, pero rica. Y el rabino ahí sentado de los primeros, hablando así con una barba, gordo y todo de negro. Y empieza a cantar y toda la mesa empieza a seguir, bonito el canto. Me la hubiese sabido, cantaba. El problema fue después, que el Chago no quiso mandar mi pase y los chipriotas se empezaron a enojar. Así que me tuve que venir escondido. Dejé una maleta entera allá con la Play (Station), todo”.

Tras ese episodio, la historia es conocida: Paredes fue goleador en Santiago Morning, finalmente fue transferido a Colo Colo, pasó luego por México, por la Selección Chilena y actualmente amenaza a “Chamaco” Valdés. Todo porque el “Chago” no quiso que su delantero estrella jugara en Chipre…

 

 

Seguir leyendo