*

Eminem demandó a Spotify

21 AGO 2019 / Tecnología

Eminem demandó a Spotify

El rapero alega que la plataforma de streaming utilizó sin permiso sus canciones y no pagó las regalías de canciones como "Lose Yourself".


Eight Mile Style, la compañía de Eminem encargada de la publicación de sus trabajos, demandó a Spotify, alegando violación de derechos de autor por no obtener las licencias adecuadas para la música del rapero.

Bajo el objetivo de recibir una compensación por las miles de millones de ocasiones en que sus canciones fueron reproducidas en la popular plataforma, en The Hollywood Reporter explican que Eminem acusa que Spotify ignoró deliberadamente la propiedad de Eight Mile Style sobre el catálogo al decidir cómo pagar los ingresos de transmisión por las métricas de reproducción.

También sostienen que la plataforma de música violó secciones de la Ley de Modernización de la Música (MMA), que se aprobó en octubre pasado y que está diseñada para ayudar a simplificar el proceso mediante el cual los artistas, compositores, productores y titulares de derechos reciben un pago por el streaming.

Una disputa central radica en torno al éxito Lose Yourself, que fue la canción que ganó el Oscar tras su uso en la película 8 Mile. La empresa del rapero asegura que Spotify etiquetó a esta y otras canciones como si sus titulares de derechos fuesen desconocidos. En ese sentido, la demanda alega que no realizaron un proceso adecuado para obtener una licencia, ni para determinar quién era el propietario de sus derechos.

La música de Eminem habría congregado a más de 32 millones de oyentes mensuales, con algunas de sus canciones siendo reproducidas millones de veces. Eight Mile Style clama que no se pagaron las regalías correspondientes y que solo se remitieron pagos aleatorios. Ante la publicación de THR, Spotify no entregó comentarios sobre el alegato del músico al que definieron en 2014 como “el artista más reproducido de todos los tiempos en el streaming”.

Esta no es la primera vez que Eminem concreta una demanda de este tipo. En 2007, demandó a Apple y Aftermath Entertainmnet, alegando que esta última no podía negociar un trato para que se permitiesen la descarga digital de sus canciones en Itunes.

Seguir leyendo