*

En el álbum sí, en el campo no: los futbolistas que tuvieron su lámina y no fueron al Mundial

5 MAR 2018 / Deportes

En el álbum sí, en el campo no: los futbolistas que tuvieron su lámina y no fueron al Mundial

Es un riesgo que sus responsables asumen: la colección sale a la venta antes que los seleccionadores entreguen sus nóminas finales. Aún no hay una edición en la que todos los jugadores nacionales del álbum hayan jugado la Copa.


Religiosamente, cada cuatro años, futboleros de todo el mundo esperan impacientes su llegada. Es el puntapié inicial de la fiebre mundialera. Muchos, incluso, van más allá y sostienen que el certamen comienza de manera oficial tras su anuncio: cuando Panini lanza al mercado el álbum de la Copa del Mundo.

Desde México ‘70, sagradamente, la marca italiana es la encargada de retratar a las selecciones participantes: sus escudos y sus principales figuras. 48 años y 12 álbumes después, sin embargo, hay un escenario que se ha hecho imposible de corregir: son varios los jugadores que, tristemente, han tenido que conformarse con verse sólo en el cuaderno de figuritas, porque finalmente no fueron citados al certamen mundialista.

Sin ir más lejos, en Brasil 2014, le pasó a cracks como Robinho o Radamel Falcao García. Anteriormente otros ilustres, como Verón, Riquelme o Romario, se vieron en la misma situación.

El listado, por supuesto, incluye a valores nacionales. Desde que Panini estrenó sus álbumes, La Roja ha participado en cuatro ediciones (1982, 1998, 2010 y 2014), totalizando siete casos de futbolistas que sólo tuvieron participación como “cromos”.

1982: Orlando Mondaca

Figura en la Universidad de Chile, “El Mago”, como se lo apodó, llegó a disputar cinco amistosos entre 1980 y 1982. Sin embargo, de cara al Mundial de España, el técnico Luis Santibáñez no lo consideró en la nómina definitiva.

1998: Pablo Galdames

Debutó en 1995 frente a Perú, en Lima, y disputó 13 compromisos hasta que Nelson Acosta entregó la nómina. Finalmente, el uruguayo se inclinó por Clarence Acuña, Nelson Parraguez, Luis Musrri y Fernando Cornejo, prescindiendo del, por entonces, volante de la “U”.

1998: Claudio Núñez

En una selección en la que Salas y Zamorano eran titulares indiscutidos e inamovibles, Núñez fue uno de los que peleó hasta el final por ser una alternativa. “El Diablo” disputó seis partidos por Eliminatorias, y marcó el único tanto de La Roja en un amistoso cercano a la cita mundialista frente a Lituania, pero Acosta lo bajó: Neira y Barrera fueron los elegidos.

2010: Roberto Cereceda

Con la llegada de Bielsa al banco nacional, Cereceda se transformó rápidamente en una alternativa por la banda izquierda. Al mando del rosarino, disputó 27 cotejos, 10 por Eliminatorias. Seguramente es el caso más doloroso del listado: parte de la prenómina de 30 jugadores, fue el último desafectado por el DT, que optó por Marco Estrada.

2014: Marcos González

Su excelso nivel en la Universidad de Chile que obtuvo la Copa Sudamericana en 2011 lo posicionó como un fijo en La Roja, primero de Claudio Borghi y, posteriormente, de Sampaoli. Sin embargo, una merma en su rendimiento con la cita a la vuelta de la esquina, terminó por sepultar sus aspiraciones.

El espigado defensor, entonces en Unión Española, criticó la decisión del calvo estratega: “Entiendo que me haya dejado fuera porque no fue jugador, no entiende la diferencia de jugar con un jugador de tu mismo tamaño y otro de metro 90. No sabe lo que es tener a un jugador de metro 90 a tu lado”.

2014: David Pizarro

En junio de 2013, tras ocho años de ausencia, “Pek” volvió a la selección. Fue la gran novedad que dispuso Sampaoli de cara a la doble fecha eliminatoria ante Paraguay y Bolivia. Desde su regreso, disputó cuatro encuentros bajo la conducción del casildense, quien decidió no incluirlo en la nómina final para Brasil. El actual volante de la “U” tuvo su revancha un año más tarde, volviendo para jugar la Copa América de 2015 que coronó a La Roja.

2014: Matías Fernández

Sus buenas actuaciones defendiendo al combinado nacional, presentaban al “Mati” como una atractiva alternativa para el mediocampo que proponía Sampaoli. Pero, a poco de comenzar el certamen, el entonces creativo de la Fiorentina se bajó por lesión: “No estoy en condiciones de jugar el Mundial. Me tengo que operar. Ayer me hice el examen que arrojó que me tenía que operar, tenía molestias, pero nunca pensé que así de grave”, explicó el formado en Colo Colo.

Seguir leyendo