*

Las inspiraciones y desafíos de la primera película del trío de Workaholics

22 MAR 2018 / Cine

Las inspiraciones y desafíos de la primera película del trío de Workaholics

En una entrevista con Mouse, Adam DeVine, Blake Anderson y Anders Holm hablan del proceso creativo de Game Over, Man!, su primera película para Netflix.


Adam DeVine, Anders Holm y Blake Anderson llevan 12 años trabajando juntos en el difícil arte de hacer reír. Junto a Kyle Newachek, el guionista y director de cada una de sus locuras, formaron un grupo de comedia llamado Mail Order Comedy, con el cual han pasado ya prácticamente por todos los formatos imaginables.

Pasaron por MySpace, la difunta red social, y luego a YouTube, donde sus sketches y videos llamaron la atención de Comedy Central, canal que desde el 2011 comenzó la emisión de Workaholics, serie que lanzó a la fama a este equipo y que hace un año terminó luego de 7 exitosas temporadas. Pero el fin de Workaholics no significó para nada el fin de este grupo, el cual simplemente estaba buscando formas de reinventarse y de paso, frenar la frenética rutina que significa hacer un show de comedia semanal.

Y prueba de que este equipo tiene mucho más para entregar es el estreno de Game Over, Man!, la primera película de Mail Order Comedy que se estrena mañana en Netflix. Una propuesta que reúne por primera vez al trío original de la serie en un formato de larga duración, el que cada uno conocía por separado. Pero además, es un giro radical con el tipo de humor que han desarrollado: la cinta es una película de acción y humor, una suerte de homenaje a Duro de Matar en donde los protagonistas no sólo tienen que saber entregar diálogos divertidos, sino que ser los héroes del día, salvando a un hotel de las garras de un temido terrorista.

Antes de su estreno en el sitio de streaming, el trío protagónico conversó con Mouse, sobre qué significa llegar al cine y si es muy temprano todavía para tratar de enterrar al fantasma de Workaholics.

¿Qué tan diferente fue el proceso de trabajar para una película que lo que hicieron durante 7 años en Workaholics?

Adam DeVine: Las comparaciones con la serie siempre van a aparecer cuando estamos nosotros tres en pantalla, pero nuestra intención fue crear algo que se pueda contar por si mismo. Obviamente cuando estamos juntos y nuestra química comienza a funcionar se siente un poco como estar viendo Workaholics, pero creemos que al final es algo diferente porque apuntamos a hacer algo más grande que todo lo que hemos hecho antes.

Anders Holm: Tenemos una suerte de espíritu cuando trabajamos juntos que se puede ver incluso en nuestros sketchs antiguos en YouTube, y eso se ha mantenido en todo lo que hacemos y seguiremos haciendo. Workaholics es solo un ejemplo de ese espíritu y esto es algo totalmente nuevo. Es nuestro nuevo cachorro.

¿Y cómo califican la experiencia de trabajar juntos, por primera vez, en una película?

Adam DeVine: Es mucho más divertido. Cuando grabas un show para la TV, grabamos 8 o 9 páginas del guión por día. Cuando grabas una películas, a veces solo grabas dos páginas por día. Así que eso nos da tiempo para pensar y asegurarnos de que cada escena realmente funcione. Y es realmente gratificante, porque ya estábamos acostumbrados a pasar por el proceso de creación y grabación demasiado rápido, porque estábamos contra el tiempo.

Blake Anderson: Y otra cosa es que cuando haces una serie en la que estás involucrado en todo: actuar, escribir, editar y todo eso, es que una vez que el tren deja la estación, ya se fue y no hay tiempo para arreglar o mejorar cosas que quizás hubieses querido. Lo bueno de una película es que puedes seguir teniendo el control, pero una sola cosa a la vez.

¿Por qué decidieron hacer una película de acción y comedia y no simplemente una comedia tradicional?

Blake Anderson: Nosotros somos bebés que fueron criados en los 80 y los 90 y prácticamente crecimos en la época dorada de las películas de acción. Tuvimos la suerte de crecer viendo a las mejores estrellas de acción y creo que esos sueños de niñez se quedaron con nosotros y son los que quisimos cumplir con esta película.

¿Y qué tan complejo fue mezclar ambos géneros?

Anders Holm: Nuestra apuesta fue intentar tener un balance entre la acción y la comedia, lo cual es una línea delgada, ya que por un lado quieres que cada minuto se sienta tenso pero a la vez estar entreteniendo al público, y no queríamos que un exceso de comedia redujera el impacto de la trama de acción.

¿Cuáles fueron sus referencias para crear las escenas de acción?

Anders Holm: Las referencias como mencionamos están en parte en las películas de los 80, pero también entre nosotros, en lo que pensamos que podría verse divertido y cool en la pantalla de Nortemérica y más allá.

Blake Anderson: Tienes que pensar que Netflix es una empresa de escala internacional, así que sabemos que casi todo ya ha sido hecho, pero creemos que estamos trayendo una visión fresca al mezclar la comedia y la acción en una sola trama.

Y hablando sobre Netflix, ¿Cuáles fueron las diferencias creativas al pensar en esta película para un formato televisivo en lugar de un lanzamiento teatral?

Adam DeVine: Nosotros somos perros rabiosos, y a veces el cine no puede contenernos, y necesitamos a Netflix para apostar por nosotros. Y si hay algo que sabemos sobre Netflix es que ellos son los que lanzan los dados, tienen todas las piezas de dominó y están listos para jugar el juego de la vida.

La película no sólo tiene acción y comedia. Los videojuegos juegan un rol importante dentro de la trama. ¿Tiene que ver también con esta temática de hacer realidad mis sueños de niñez?

Anders Holm: Cumplir nuestros deseos es algo que nos encanta hacer. Nosotros tuvimos siempre una idea de la película que queríamos hacer y lo conseguimos y de cierta forma nuestros personajes pasan por lo mismo, con la excepción de que ellos terminan salvando el día y nosotros aun no hemos podido matar a nadie.

Adam DeVine: Así es, nadie murió mientras filmábamos la película. Gracias a Dios.

¿Como describirían a la audiencia perfecta para esta película?

Adam DeVine: Los que me sorprende con Netflix, llegando a más de 150 países y con tantos usuarios, es la gran cantidad de gente, joven y adulta que se acerca a saludarnos, y eso es lo que esperamos que pase con la cinta. Obviamente la hicimos pensando en gente que le gustan las comedias para adultos, con acción y temáticas muy adultas, pero si te gusta reír, pasarlo bien y aun recuerdas lo que se siente ser un niño sin responsabilidades, vas a amar esta película.

¿Y cómo creen que el tipo de humor de esta película va a ser aceptado en Netflix, considerando la nueva ola de humor políticamente correcto?

Adam DeVine: Nosotros creemos que esta película va a cambiar el mundo para siempre. Esta película va a cambiar nuestros tiempos y hacer que todos abran sus ojos hacia lo que una película puede llegar a ser. Pero hablando más en serio, nosotros tenemos nuestro tipo de humor y queremos que más gente en el mundo nos conozca y termine divirtiéndose con nosotros. Nuestro tipo de comedia no es punzante ni con mala intención, Nos gusta pasar un buen rato y esperamos que ustedes también pasen un buen rato viendo como nos divertimos.

Game Over Man

Hay una escena en la película en donde Adam aparece con un desnudo frontal y obviamente queremos saber de quién fue la idea.

Adam DeVine: Si, fue bastante loco que finalmente hayamos hecho esa escena. A veces tiendo a olvidar esa parte pero todo el mundo que la ha visto termina mencionándola.

Anders Holm: Yo nunca voy a olvidarme de eso.

Adam DeVine: Esa escena es una de las primeras que sabíamos que sí o sí tenía que estar en la película. Es shockeante pero a la vez es muy divertida. ¿Es de mal gusto? Sí pero es muy divertida. Definitivamente una de mis escenas favoritas.

Y para el resto de la banda, ¿Cuáles fueron sus escenas favoritas?

Anders Holm: Para mí es cualquier escena en donde aparezca Daniel Stern. El hace un personaje tan grotesco y desagradable, pero por alguna razón no puedes sacarlo de pantalla porque es demasiado bueno.

Adam DeVine: También hay que darle crédito a Utkarsh Ambudkar,en cada escena en que aparece deberías sentir que estás frente a un tipo muy raro y creepy, pero finalmente se roba las escenas y hasta te dan ganas de salir de fiesta con el Bey.

¿Cuáles son sus planes para después de esta película? ¿Seguir en este formato, volver a las series?

Adam DeVine: Yo quiero retirarme e irme de vacaciones. Usar shorts de colores divertidos.

Blake Anderson: A mi me gustaría un retiro en un yate, buscando gente de isla en isla, pasarlo en una casa tipo Margaritaville. Pero también, si Netflix quiere seguir haciendo películas con nosotros, también sería una buena idea.

Adam DeVine: En realidad, queremos seguir haciendo cosas juntos. Somos como hermanos, nos gusta estar juntos y trabajar en nuestros proyectos, pero también nos gusta no trabajar siempre juntos. Así que preferimos hacer proyectos como Game Over, Man, luego que cada uno haga sus proyectos por separado, pero al final siempre volvemos porque en verdad, nos queremos.

Game Over Man se estrena mañana a través de Netflix y acá pueden ver su último trailer:

Seguir leyendo