*

“Yo no soy un hombre”: Guionista explicó la importancia de la frase de Éowyn en El Retorno del Rey

21 DIC 2018 / Cine

“Yo no soy un hombre”: Guionista explicó la importancia de la frase de Éowyn en El Retorno del Rey

Philippa Boyens habló sobre la recordada línea del personaje de Miranda Otto a 15 años del estreno de El retorno del Rey.


La trilogía de El Señor de los Anillos de Peter Jackson está llena de momentos icónicos y frases que han quedado en el inconsciente colectivo, pero quizás para hay una línea que tiene un lugar especial en el  corazón de los fans,  la recordada “yo no soy un hombre” de Éowyn (Miranda Otto) antes de matar al Señor de los Nazgûl.

Durante El retorno del Rey, Théoden, el rey de Rohan, le ordena a su sobrina Éowyn que no acuda a la batalla. Pero ella no le hace caso y entra al campo de combate vestida como un hombre.

Allí, durante el brutal enfrentamiento, Théoden es herido por el Rey Brujo de Angmar, quien le ordena a la criatura que lo acompaña que devore al rey.  Pero Éowyn se interpone en el camino de la criatura y comienza a luchar con el Señor de los Nazgûl.

El Rey Brujo de Angmar la captura y cuando parece estar apunto de matarla le dice: “eres un idiota, ningún hombre puede matarme”.  Merry aparece por detrás y apuñala en la pantorrilla a el Señor de los Nazgûl, dando paso a la revelación de Éowyn, quien se pone de pie, se quita el casco y dice “yo no soy un hombre”, antes de atravesar con su espada el rostro de el Rey Brujo de Angmar.

Este momento, al igual que El Señor de los Anillos: El retorno del Rey, está cumpliendo 15 años por lo que desde el sitio Polygon conversaron con Philippa Boyens, la guionista que junto a Fran Walsh y el director Peter Jackson adaptó la obra de J.R.R. Tolkien para esta película.

Boyens recordó la importancia de la frase de Éowyn en su trabajo como guionista, que mayormente había implicado la escritura de personajes masculinos para la película.

“Es una de las grandes líneas”, dijo Boyens. “(Fran y yo) fuimos guionistas que tuvieron que escribir para todos estos personajes masculinos y luego, cuando finalmente conseguimos escribir para esta mujer, ella tiene que pretender que es hombre”.

Recuerden que Éowyn llega a la batalla contra el  Rey Brujo de Angmar vestida como hombre para luchar pese a las ordenes de Théoden. Una decisión que propició el diálogo y que Boyens cree que fue impactante porque está escrita para ser auténtica y poderosa para todos, sin importar su género.

“Si te propones escribir un ‘personaje femenino fuerte ‘, entre comillas, lo van a oler a una milla de distancia. Y lo huelen a una milla de distancia”, dijo Boyens. “Siempre es presuntuoso, creo que la gente cree que eso es solo para mujeres y que como creen que esto es para hombres jóvenes, ello no pueden relacionarse con una historia donde el personaje principal no es el mismo sexo que ellos. Pero por supuesto que pueden”.

Y así fue, la escena funcionó y se convirtió en uno de los momentos más recordados de la película y la saga.

“Era como, ‘Wow, esto está impactando, esto está resonando con las mujeres jóvenes'”, dijo Boyens. “Creo que fue esa audiencia la que llevó a la saga a otro lugar”.

Seguir leyendo