*

Eventos de esports aumentarán su seguridad tras atentado de Jacksonville

28 AGO 2018 / Videojuegos

Eventos de esports aumentarán su seguridad tras atentado de Jacksonville

El atentado que acabó con la vida de tres jugadores en un torneo de Madden en Florida impactó a toda la comunidad competitiva de videojuegos.


El triste fallecimiento de dos jugadores profesionales de Madden producto de un tiroteo producido en un torneo del videojuego de deportes, y el posterior suicidio del autor de los disparos, no solo conmovió a la comunidad de Jacksonville, sino que también a todo el mundo de los esports, el que vivió la tragedia más dura que le ha tocado vivir a la industria de la competencia gamer.

Y es así como las diferentes organizaciones, representantes de diferentes juegos, han reaccionado no solo con sus palabras de apoyo a los familiares de las víctimas sino que con el compromiso de redoblar las medidas de seguridad que hasta ahora existían, pero no requerían ser tan estrictas.

El CEO de Electronic Arts, Andrew Wilson, señaló en un comunicado que la compañía canceló los tres torneos de clasificación al Madden Classic para revisar, reestudiar y reimplementar nuevas medidas de seguridad para la seguridad tanto de competidores como espectadores. El problema, en todo caso, parece estar más ligado a eventos clasificatorios, más pequeños y con menos repercusión, que en grandes arenas donde para arrendarlas muchas veces la ley les exige tener staff dedicado a la seguridad.

Tal es lo que ocurre con las finales masivas de League of Legends, por ejemplo, organizadas por Riot Games, las que siempre cuentan con personal dedicado a la seguridad, los que chequean artículos prohibidos antes del ingreso, los que no solo incluyen armas sino que a veces palos de selfie y otros objetos que podrían ser usados para atacar a los jugadores u otros fanáticos.

Otro de esos ejemplos es la EVO, el torneo de juegos de peleas más grande del mundo, que en su última edición reunió a más de 7 mil personas durante la realización de la final, una gran cantidad comparada con los 117 competidores que había en el torneo de Jacksonville, que se realizó en un bar de juegos.

En la EVO, los esfuerzos de seguridad estaban concentrados principalmente en el último día, que es el que congrega más gente. Pero a raíz de lo ocurrido en Jacksonville, Joey Cuellar, el organizador del evento, señaló que tomarían medidas para la edición del 2019, incluyendo más personal de seguridad encubierto y el uso de detectores de metales durante todos los días del torneo y no solo en la final.

Lo mismo dijo Alex Jebailey, consultado sobre las medidas de seguridad en Twitter, quien ya había aumentado las medidas de seguridad después del atentado en la discoteca Pulse en el año 2016, que ocurrió en el mismo estado donde se realiza la CEO, su torneo de peleas.

Aunque, luego, con una opinión más personal, señaló que “Mientras no cambien las leyes en Estados Unidos, este será un tema pendiente que nos afectará a todos. Y las comunidades de jugadores debemos unirnos para tener el poder de pararnos y unirnos más que nunca”.

 

Seguir leyendo