*

Facebook deberá eliminar a nivel mundial el contenido que sea considerado difamatorio en Europa

3 OCT 2019 / Tecnología

Facebook deberá eliminar a nivel mundial el contenido que sea considerado difamatorio en Europa

Así lo determinó el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en un fallo a propósito de la demanda de una política austriaca.


El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (CJEU) determinó que Facebook podrá ser ordenado a eliminar a nivel mundial el contenido que sea considerado como ilegal por cualquier país miembro de la Unión Europea.

El fallo dictaminado el pasado jueves implica que un país individual puede ordenar que Facebook retire publicaciones, fotografías y videos, además de restringir el acceso global al material considerado como difamatorio por una Corte.

“La ley de la UE no impide que un proveedor de alojamiento como Facebook reciba la orden de eliminar comentarios idénticos y, en ciertas circunstancias, equivalentes previamente declarados ilegales”, dijo el Tribunal en un comunicado (vía Reuters). “Además, la legislación de la UE no impide que dicha orden judicial produzca efectos en todo el mundo, en el marco del derecho internacional pertinente”.

La decisión del máximo Tribunal de la Unión Europea se produjo después de que Eva Glawischnig-Piesczek, una política austriaca, demandara a Facebook por negarse a eliminar comentarios despectivos sobre ella que habían sido publicados a través de la red social.

Glawischnig-Piesczek, quien es parte del Partido Verde de Austria, argumentó que Facebook necesitaba eliminar el contenido en su contra en ese país y limitar el acceso mundial a las publicaciones que fueron impulsadas por un usuario en su perfil.

En 2016 la política le escribió una carta a la sede europea de Facebook en Irlanda para pedir que la publicación original y sus similares fueran eliminadas, sin embargo, Facebook consideró que el tipo de insultos presentes en la publicación no lo ameritaba. Entonces Glawischnig-Piesczek llevó su caso al Tribunal de Justicia de la Unión Europea y finalmente esa entidad falló a su favor.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea determinó que las publicaciones sobre Glawischnig-Piesczek si eran difamatorias y estableció que en estos casos Facebook puede ser ordenado a eliminar el contenido de este tipo además de publicaciones similares o idénticas tanto en el país donde se establezca el fallo como el el resto del mundo.

En concreto, según los documentos oficiales de la corte, esta medida implica que si un país de la Unión Europea determina en sus tribunales que una publicación de Facebook es ilegal, esa entidad puede ordenar a la red social (o otras apps o sitios según sea pertinente) a retirar la publicación, incluyendo sus “copias idénticas” y versiones” equivalentes”, que son definidas como publicaciones donde “no cambia en esencia” del mensaje que originalmente fue tachado como ilegal.

A todo eso se suma que las Cortes pueden ordenar que esa media tenga un alcance mundial, siempre y cuando eso concuerde con las leyes o tratados vigentes.

Este fallo no solo implica que las redes sociales y plataformas tendrán que tomar más responsabilidades respecto al contenido que circula en sus servicios, sino que también levanta interrogantes en materia del alcance de estas medidas a nivel global. Sobretodo cuando el dictamen llega una semana después de que el mismo tribunal estableciera que Google no tiene que aplicar la ley de “derecho al olvido” de Europa a nivel mundial.

Por su parte Facebook se mostró crítico con el fallo, indicando que no era el rol de las redes sociales vigilar lo que puede ser considerado como ilegal en un país en particular.

“Socava el principio de big data de que un país no tiene derecho a imponer sus leyes sobre el discurso en otro país. También abre la puerta a las obligaciones que se imponen a las compañías de Internet para monitorear proactivamente el contenido y luego interpretar si es ‘equivalente’ al contenido que se ha encontrado que es ilegal “, dijo la compañía. “Para lograr esto, los tribunales nacionales deberán establecer definiciones muy claras sobre lo que significa ‘idéntico’ y ‘equivalente ‘en la práctica. Esperamos que los tribunales adopten un enfoque proporcionado y medido, para evitar tener un efecto escalofriante en la libertad de expresión”.

Seguir leyendo