*

Los filtros son llamativos, pero FaceApp pone en riesgo tu información privada

15 JUL 2019 / Tecnología

Los filtros son llamativos, pero FaceApp pone en riesgo tu información privada

Como muchos de estos servicios, la aplicación de moda de esta semana no tiene políticas confiables respecto al manejo de datos de sus millones de usuarios.


Si han navegado por Twitter, Instagram o Facebook durante los últimos días seguro habrán notado que FaceApp es la aplicación del momento. En un extremo completamente opuesto al filtro de bebé que popularizó Snapchat hace algunas semanas, esta app ha cautivado a los usuarios con la promesa de convertirlos a ellos o algún famoso en ancianos.

Así a través de redes sociales se han difundido fotos que van desde un “Old Man Peter Parker” para las películas de Marvel Studios, hasta un envejecido Lionel Messi, pasando por un cansado Jon Snow, entre otras figuras.

En ese sentido, pese a que las fotos de famosos sirven para reírse un rato y las selfies para alimentar el ego de algunos, FaceApp vuelve a poner sobre el tapete la seguridad de nuestros datos personales en este tipo de aplicaciones.

Resulta que esta app desarrollada por Wireless Lab- una compañía establecida en Rusia- no actualiza su política de privacidad desde enero de 2017 y, con lo que hay actualmente, su manejo de la información de los usuarios deja mucho que desear.

Ante todo, según explica este apartado en el sitio web de la aplicación, FaceApp recolecta todo el contenido generado por los usuarios. Algo a lo que se suman otros datos generados por nuestra interacción con el servicio, los cuales son recogidos por herramientas de análisis de tráfico, cookies e identificadores de dispositivos.

Dicha información, además de proveer detalles sobre nuestros dispositivos y lugar de conexión, es usada por la compañía para ofrecernos más contenido “personalizado” y publicidad.

Según FaceApp está gran cantidad de información obtenida de los usuarios a cambio de una simple foto no sería compartida ni vendida a terceros, sino que solo sería empleada al interior del conglomerado al que pertenece la app.

Pero aunque eso no parezca tan cuestionable a simple vista, para estos efectos el concepto del conglomerado abarca a quienes se conviertan en afiliados legales de la empresa e incluso a sus proveedores de servicios externos. Por lo que el espectro de personas con alcance a nuestra información a través de esta app sería mucho más amplio de lo que aparenta.

Si bien, un dudoso manejo de los datos de los usuarios lamentablemente no es nuevo para este tipo de aplicaciones virales, las características y una advertencia particular del sitio de FaceApp levantan más preocupaciones al respecto.

Las políticas de privacidad de FaceApp señalan que si toda la compañía o alguna parte de ella es transferida a terceros, estos términos de uso serán mantenidos. Es decir, tu información pasará a los nuevos propietarios quienes deberán mantener el acuerdo para manejar tus datos dentro del conglomerado.

Pero ¿Qué pasa si estos nuevos propietarios son una compañía como Facebook o algún servicio de inteligencia? Los expertos consultados al respecto por Abc.net hacen un llamado de alerta.

Tomando en cuenta el cada vez más extenso y cuestionado uso de la identificación por reconocimiento facial, una herramienta como FaceApp podría convertirse en una jugosa base de datos para estos propósitos que fácilmente podría ser mal utilizada.

Por eso el abogado Muchael Bradley de Marque Lawyers invita a los usuarios a tener precaución sobre los lugares donde comparten fotos de su rosto.

“Cualquiera que haya puesto su rostro en línea junto con su nombre y otros datos de identificación (por ejemplo, cualquier persona con un perfil de redes sociales o un perfil de sitio web), ya es bastante vulnerable a ser capturada digitalmente para futuros usos de reconocimiento facial”, dijo Bradley al medio.

Por supuesto, esto abre la puerta a un amplio debate sobre nuestro uso de las redes sociales, pero apegándose al caso de FaceApp es una alerta para estas aplicaciones que parecen juegos inofensivos.

Tengan en cuenta que uno de los puntos más cuestionados de las políticas de uso de FaceApp plantea que este servicio además puede llevar nuestra infromación privada a lugares donde la jurisdicción al respecto puede ser mucho más débil. Abriendo la puerta a más peligros.

“FaceApp, sus afiliados o proveedores de servicios pueden transferir la información que recopilamos sobre usted, incluida la información personal a través de las fronteras y desde su país o jurisdicción a otros países o jurisdicciones de todo el mundo”, sentencia el sitio.

Así que ya saben, antes de querer averiguar antes de tiempo cómo se verán de viejitos, consideren que aunque la app sea gratis algo tendrán que pagar para conseguir su servicio.

Seguir leyendo