*

Fan fue invitado al estreno de Deadpool 2 tras humillante visita al dentista

5 ENE 2018 / Cine

Fan fue invitado al estreno de Deadpool 2 tras humillante visita al dentista

La víctima del divertido viral de un tipo que tras su visita al médico solo quería comer helado y ver Deadpool llegó directo al corazón de Ryan Reynolds

Hay momentos que nunca deberían ser inmortalizados en cámara. Nuestra primera borrachera, nuestra primera lección de manejo y por sobre todas las cosas, el post operatorio del dentista. El exceso de anestesia y de tranquilizantes suelen pasar una mala jugada, haciendo que mostremos lo peor de nosotros en cuanto a nuestra cara y nuestro intelecto.

Y eso es lo que le pasó precisamente la pobre James Eversole Jr., un joven de Richmond, Indiana, quien fue a operarse para que le sacaran sus cuatro muelas del juicio. Una operación bastante dolorosa, que requiere grandes cantidades de anestesia y sedantes. Por lo general, uno nunca está muy seguro de lo que termina pasando, pero gracias a las cámaras de los celulares, ahora podemos saberlo.

La esposa de James decidió grabar tan hilarante momento, en donde su subconsciente dice que lo único que quiere es comer helado y ver Deadpool 2.

La respuesta no es al azar, ya que Eversole, además de practicar MMA, es un fanático de los superhéroes de Marvel, e incluso ha hecho cosplay del Mercenario Bocazas.

Fue quizás por todo eso que el propio Ryan Reynolds, quien interpreta a Deadpool en el cine, decidió citar el tweet e invitarlo directamente al estreno de Deadpool 2. Obviamente, en el estilo que Reynolds ha sabido capturar.

“Hace años, me removieron los testículos del juicio. Se lo doloroso que puede ser. Considera esto como tu invitación oficial para La Secuela Sin Nombre de Deadpool, James. Te veo a ti y a un acompañante en mayo”, sentenció el actor.

Y antes de que empiecen a subir sus momentos más incómodos solo con la esperanza de que Reynolds los invite a ver su película, piensen muy bien si valdrá la pena arriesgar la reputación online por tener 2 horas de diversión.

Seguir leyendo