*

Dragon Ball FighterZ, la gran joya en la Festigame 2017

5 AGO 2017 / Videojuegos

Dragon Ball FighterZ, la gran joya en la Festigame 2017

Tres redactores de Mouse probaron el juego de peleas más anticipado de la historia. Un juego que pega con la fuerza de una Genkidama.


Fue uno de los últimos juegos en confirmar su presencia en la Festigame 2017 y eso se nota a simple vista al pasar por el stand de Bandai Namco: dos pendones, dos consolas, alargadores de corriente a simple vista y un par de controles alternativos dan la bienvenida a la experiencia de uno de los juegos más esperados del próximo año: Dragon Ball FighterZ.

Desde el estreno de su trailer en la conferencia de Xbox en el E3 que tanto nosotros como la gran mayoría de los que crecimos viendo las aventuras de Gokú y sus explosivas peleas alrededor del universo queremos tener el juego en nuestras manos. Y durante el evento que se realiza en Espacio Riesco, fue la oportunidad para hacerlo, al menos, en un primer vistazo.

Tres redactores del sitio hicieron la fila, se enfrentaron y pelearon lo más que pudieron y estas son las impresiones de Mouse sobre el juego.

Axel Christiansen

Uno de los miedos que tuve al ver todos los videos que han salido sobre Dragon Ball FighterZ era conocer cual era el nivel de habilidad necesario para que las peleas se vieran como en los trailers. Por suerte, ArcSystemworks ha creado un sistema de pelea que no solo es fácil de usar sino que también extremadamente vistoso.

Aun sin tener la lista de movimientos a nuestra disposición, no hubo ningún momento en el que me aburriera jugando la demo. La acción es rápida y el campo de pelea se hace muy estrecho cuando sabes que tu rival puede volar hacia tí tan solo presionando un botón. A diferencia de otros juegos de pelea donde se premia la paciencia, Dragon Ball FighterZ premia la creatividad y el deseo de hacer daño con cuñas visuales que nos recuerdan inmediatamente al anime.

Dos botones para golpes, uno para especiales y otro para un golpe fuerte hecho para iniciar combos, la acción es rápida para ambos lados, lo que se notó en peleas muy estrechas que no se definieron hasta el último de los tres personajes. Y si, es el juego que siempre soñé que iba a existir y nunca pensé que sería real.

Si a eso le agregamos que gané mis dos partidas, creo que más que aliviar mi espera, la demo de Dragon Ball FighterZ solo me dejó con ganas de más.

Claudio Portilla

Desde que fue anunciado se transformó en uno de los juegos más esperados, ya que en los primeros adelantos lucía simplemente hermoso y realizado con tal cuidado, que resultaba un tanto difícil de creer. Pero tras probar la demo, no queda más que confirmar lo que se puede apreciar en los adelantos: es una obra de arte. Dragon Ball FighterZ tiene un dinamismo increíble en los combates, lo que mantiene al jugador cautivado en todo momento tanto por sus cuidadas gráficas como por su jugabilidad.

Al momento de tomar el control de inmediato elegí los tres saiyajins disponibles – si vamos a probar un juego de Dragon ball Z,debe ser con los protagonistas – que incluyen a Gohan, Vegeta y Goku.  Cada uno de los personajes hacía pensar que estaba viendo un combate del anime y no jugando un videojuego. Cada movimiento, cada cambio de cámara y cada acercamiento al momento de realizar los ataques especiales, están cuidadosamente hechos para hacerle honor a la serie que marcó a toda una generación.

El juego promete mucho y por lo visto, y jugado, hasta el momento cumple en todas las áreas e incluso supera las expectativas, dando un nuevo aire a los juegos de Dragon Ball Z, que con el lanzamiento de Xenoverse 2 ya tenían un poco sobreexplotado el estilo de combate en 3D.

Paulo Quinteros

El hacerte sentir que estás adentrándote en algo que comparte la esencia del clásico anime de Dragon Ball Z es probablemente el primer gran gancho de este verdadero coloso de acción de ArcSystemworks. No solo en términos visuales, que es su primer gran atractivo, sino también en lo que concierne al tratamiento de los efectos sonoros. Pero también están el extremo cuidado en los detalles, las características particulares de cada luchador (logramos jugar un par de peleas para probar cada uno de los seis luchadores disponibles en la demo) y un sistema de batalla que es una verdadera carta de amor a la creación de Akira Toriyama.

El sistema de combate es muy rico en lo que se refiere a la creación de combos, y la fluidez de los mismos, a través de un sistema de botones bien pensado que permite que cada luchador tenga una amplia gama de ataques. Y en ese sentido, también el sistema se siente balanceado, ya que las peleas no se ahogan en combos interminables ni en una seguidilla de ataques repetitivos.

No solo hay una gran fluidez a la hora de realizar cada ataque, sino también se da espacio a que las peleas se transformen en un espectáculo variado de poderes, golpes, vuelos rápidos y súper ataques espectaculares. Una de nuestras peleas contra Christiansen terminó con un súper ataque de Majin Buu visto desde la estratosfera. Cuando terminó la pelea, aplaudimos y devolvimos nuestras quijadas a su lugar.

Si existían dudas en lo que podría terminar convirtiéndose este juego, la demo que está en la Festigame 2017 da pie para definirlo como el primer imperdible del año 2018. El videojuego aún no tiene fecha oficial de lanzamiento, pero salga cuando salga al mercado, hay que tenerlo. Es una verdadera joya no solo para los fans de Dragon Ball, sino también como juego de peleas y eso lo convierte en algo que sale más allá del nicho de la fanaticada de Goku y compañía.

Seguir leyendo