*

Festigame 2017: Dropmix, el juego de cartas para millennials

5 AGO 2017 / Videojuegos

Festigame 2017: Dropmix, el juego de cartas para millennials

El nuevo juego de Harmonix creado junto a Hasbro es un extraño pero entretenido experimento que mezcla música, cartas y una tablet


Una de las grandes sorpresas con las que nos encontramos en Festigame fue con la presencia de Dropmix, el juego que está desarrollando Hasbro en conjunto con Harmonix, los creadores del ya inmortal juego de música Rock Band.

Dropmix es un juego de cartas que utiliza elementos tecnológicos para hacer cosas que jamás habrías pensado que se podían hacer mientras jugabas carioca o al poto sucio con tu abuela en las vacaciones.

La esencia de Dropmix se encuentra en las cartas que utiliza, las cuales vienen con un sensor NFC y que al colocarse sobre una superficie especial, es identificada por el juego y mostrada en la pantalla. Existen cartas de cuatro colores que representan cuatro elementos de la música: las amarillas contienen voces, las azules percusiones, las rojas bases rítmicas como guitarras y pianos y las verdes, líneas de bajo.

La gracia es que cada tarjeta representa a una canción, por lo que puedes usar la letra de una, los riffs de otra y la batería de una tercera y la aplicación de Dropmix, que se descarga en cualquier dispositivo, ya sea Android o iOS, se encarga de mezclarla y de entregarte una canción totalmente original y al instante.

Te recomendamos que el dispositivo sea si o si una tablet, ya que en ella no solo estarán los menús que hacen que el juego funcione, sino que también las instrucciones que todos los jugadores deben tener a la vista. También se recomienda tener la tableta conectada a un buen sistema de parlantes, ya que la música es parte fundamental de la experiencia.

El juego viene con un set de cartas con música de artistas como Sia, Bruno Mars, Ed Sheeran, Franz Ferdinand, Weezer, Sean Paul y The Weeknd, entre muchos más, por lo que puede imaginar que el tipo de mezclas que podemos realizar será bastante alocado.

Hasta ahora, la idea solo suena como una forma muy compleja de hacer mezclas de canciones. Pero Dropmix también es un juego que puede ser disfrutado tanto de manera competitiva como colaborativa.

El modo que pudimos probar se llama Party o Grupo en su cersión en español, y es una competencia que requiere coordinación entre varios jugadores mientras juegan contra la máquina quien va pidiendo canciones y cartas específicas para armar estos alocados remixes.

El juego comienza fácil ya que te va pidiendo cosas simples como coloca una carta roja o una carta nivel 2. Mientras más rápido lo hagas, más puntos tendrás, pero si te equivocas, perderás puntaje. Y hay muchas formas de equivocarse. Por ejemplo, no puedes colocar una carta de nivel inferior a la que ya está en el tablero, por lo que hay que procurar guardarlas y comunicarse bien con tus compañeros para no toparse ni quedarse sin cartas.

Esto porque las cartas tienen un número limitado de espacios sobre el tablero electrónico de juego: cinco en total. Y cada espacio puede soportar un tipo especial de cartas, el cual es estrictamente reconocido por la aplicación. Llama mucho la atención que el tablero es capaz de leer que carta fue colocada encima de las que ya están puestas, por lo que hacer trampa es imposible.

El juego soporta hasta cinco jugadores a la vez, pero debemos decir que mientras más jueguen se vuelve más difícil. Es un juego de rapidez visual y de manejo de manos en donde es muy fácil equivocarse.

Pero a pesar de ser sencillo, es el efecto de las luces, la música que se va mezclando y el hecho de tener una pantalla que va mostrando el contenido, Dropmix tiene el potencial de convertirse en el centro de atención de cualquier fiesta millennial por su mezcla de luces, colores, tecnología y ritmos de moda.

Solo es cosa de que el precio acompañe y que el contenido se mantenga actualizado para que el producto mantenga el legado que Harmonix siempre ha sabido tener.

Seguir leyendo