*

¡Lo mató! Los finishers de lucha libre más brutales

19 DIC 2017 / Wrestling

¡Lo mató! Los finishers de lucha libre más brutales

¿Hay dolor o no hay dolor? ¡Hay dolor!


Lograr un gran movimiento final. Eso es lo que desea todo luchador. Provocar que su “finisher” ratifique sus cualidades a ojos de la audiencia, tanto por definir sus condiciones atléticas como las características de su personaje. Pero esa no es una tarea menor, ya que el éxito está garantizado cuando se consigue que la realización de una llave o ataque se transforme en algo tan esperado para la audiencia, que su mera ejecución provoca un clímax para el relato sobre el cuadrilátero.

En ese sentido, la innovación ha dado pie a movimientos finales realmente emblemáticos que quedan en la retina de la audiencia. La Stone Cold Stunner. La Tombstone Piledriver de The Undertaker. El F5 de Brock Lesnar. La Figura Cuatro de Rick Flair. El Francotirador de Bret Hart. La Sweet Chin Music de Shawn Michaels. El Pedigree de Triple H.

Pero no solo están los espectaculares, sino también aquellos que logran ser vendidos como la última chupada del mate pese a ser muy simples. El codazo del pueblo de The Rock. El machetazo de Hulk Hogan. El Mandible Claw con el Mr. Socko de Mankind. Los movimientos más emblemáticos separan a los luchadores de las leyendas. Claro que también hay otros casos.

En la búsqueda de lograr un gran finisher, también hay quienes han superado el límite a la hora de hacer de su movimiento algo mucho más creíble. Al presentarlo como el movimiento más doloroso, han generado movimientos definitivamente devastadores, peligrosos y que han llegado a ser prohibidos en algunos casos. A continuación revisamos algunos de los movimientos finales más brutales.

1. GANSO BOMB

Creado por el legendario Toshiaki Kawada al contraatacar a su clásico rival Mitsuharu Misawa, la Ganso Bomb, también conocida como Kawada Driver, es a grandes rasgos una Piledriver, pero sin ninguna clase de protección.

El movimiento, realmente devastador, deja en claro por qué la lucha libre no es simplemente una mera coreografía. Lo único definido es el resultado, el resto puede llegar a ser pornotortura sobre el cuadrilátero.

Pero Kawada no lo ejecutó una sola vez. También fueron víctimas de este ataque otras leyendas japonesas como Kenta Kobashi o Keiji Mutoh.

2. TIGER DRIVER 91

¿El Pedigree es un gran finisher? Conozcan a su versión infernal realizada por Mitsuharu Misawa. Claro que el Tiger Driver 91, ejecutado en contra de su rival Toshiaki Kawada, el mismo del Ganso Bomb, dio pie a una de las jugadas más devastadoras de todos los tiempos y que de hecho selló el clásico combate entre ambos luchadores en 1994.

Quizás lo más decidor de todo es que no hay protección alguna, por lo que el pasaje directo al hospital debiese estar garantizado con este tipo de movimientos que se quedaron penalizados a comienzos de los noventas.

3. REVERSE PILEDRIVER

Al día de hoy, quizás aún podríamos ver al legendario Stone Cold Steve Austin sobre un ring. Quizás haciendo apariciones esporádicas para tomar cerveza, patear traseros, repartir stunners y seguir participando en Wrestlemania.

Pero nada de eso podrá ser debido a lo que sucedió en un Summerslam, con Owen Hart fallando la ejecución de su movimiento y acortando la carrera del hombre del 3:16.

Años antes, el propio Austin había acortado una carrera al ejecutar el movimiento a Masahiro Chono.

4. BURNING HAMMER

Otra jugada japonesa. Otro movimiento espectacular, ejecutado por otra leyenda de la lucha libre: Kenta Kobashi. A grandes rasgos un Death Valley Driver invertido, la gran gracia de este movimiento es que fue usado rara vez.

Kobashi tenía movimientos característicos. Pero cuando estos no hacían la tarea, era la hora de estampar al rival directamente en la lona, preparándolo para mandarlo directo a la tumba.

5. KUDOME VALENTINE

A grandes rasgos una variación de una Piledriver, Shane Helms la transformó en su movimiento más letal antes de dárselas de superhéroe en la WWE. Pero aunque él fue el responsable de popularizar el ataque en Estados Unidos bajo el nombre de Vertebreaker, el creador original fue una mujer: Megumi Kudo, quien también la hacía llamar el Kudome Valentine

Otros luchadores también lo han llamado Gringo Killa, como es el caso de Homicide, pero este último protege a su rival de la mejor forma posible. Sin embargo, Megumi Kudo no era tan piadosa y lo ejecutaba de la mejor forma.

6. CANADIAN DESTROYER

Probablemente es el ataque más poco efectivo de todos estos, pero el Canadian Destroyer, otra variación de un piledriver, saca puntos por la violencia de su impacto, espectacularidad y velocidad de su ejecución.

Petey Williams, el responsable de este destructor ataque, probablemente solo terminará siendo recordado por darle a la TNA el mejor finisher de su existencia.

7. VICTORY STAR DROP

Oh, Japón. la tierra del sol naciente y los movimientos devastadores, también presentó a Manami Toyota, una luchadora que podía plantarse frente a los más populares de su época sin problemas.

Y entre su arsenal de movimientos, el más devastador era el Victory Star Drop, una “tumba rompecuellos” giratoria desde la tercera cuerda. ¿Se necesita decir más?

8.  PSYCHO DRIVER

El retirado Super Dragon, cuya carrera se desarrolló en gran parte en Pro Wrestling Guerrilla, se especializó en un solo tipo de ataque: aquellos que impactaban cabezas contra la lona.

En ese sentido, el más doloroso de sus ataques era el Psycho Driver, que no solo tenía una sola forma de ejecutarse, sino que dio pie hasta a cuatro versiones que permitían una sola cosa: destruir rivales.

9. BRAINBUSTER

Uno de los movimientos baneados de la WWE más populares, el Brainbuster a lo largo de la historia ha cobrado múltiples víctimas, quienes han perdido neuronas en el proceso.

Popularizado por astros nipones como Shinya Hashimoto o Toshiaki Kawada, la variante vertical drop es sin duda la más letal de todas, ejecutado a la perfección por Kenta Kobashi.

10. MUSCLE BUSTER

Kinnikuman, el anime de lucha libre por excelencia, dio vida al Kinniku Buster, un ataque que el clásico personaje utilizó por primera vez en contra de Warsman y que dio pie a una de las mejores secuencias de su historia.

Pero un fanático lo convirtió en realidad: Samoa Joe. Quizás no es el más brutal de todos, y la adaptación es una varación, pero su solo origen lo convierte en algo peligroso, ya que a grandes rasgos es una versión live-action de un movimiento que responde a las leyes del anime. De hecho, el movimiento está prohibido luego de que cortó la carrera de Tyson Kidd.

Seguir leyendo