*

Epic es demandado nuevamente por otro baile de Fortnite

14 ENE 2019 / Videojuegos

Epic es demandado nuevamente por otro baile de Fortnite

Ahora la madre de un niño apodado Orange Shirt Kid emprendió acciones legales contra la compañía detrás del popular juego.


Sin duda uno de los elementos más populares de Fortnite son sus bailes, sin embargo, de un tiempo a esta parte las danzas del juego se han convertido en el principal dolor de cabeza de para Epic Games.

La empresa desarrolladora del popular juego fue demanda en diciembre por Alfonso Ribeiroel actor tras Carlton Banks de El Príncipe del Rap y Backpack Kid, el niño que asegura haber popularizado The Floss. Y ahora, la compañía enfrenta una nueva acción legal por parte de Rachel McCumbers, la madre de un niño apodado como Orange Shirt Kid, quien reclama la autoría del baile Orange Justice.

Desde el sitio Variety reportan que McCumbers estableció la demanda contra Epic la semana pasada argumentando que  Orange Shirt Kid  “explotó en popularidad en o alrededor de principios de 2018, después de que hizo un video de sí mismo interpretando el Random con la Catchphrase de acompañamiento”.

Ese video correspondería a este registro.

Nótese que la demanda se refiere al baile como Random, lo que es un punto central de la queja ya que también reclama que la gente no se refiere al baile popular como Random sino que lo llama Orange Justice, tal como lo denominó Epic Games cuando lo agregó de manera gratuita en la temporada 4 de Fortnite.

Pero el caso de Orange Shirt Kid es diferente a las demandas anteriores, ya que el niño participó de la BoogieDown contest, un concurso diseñado por la compañía específicamente para incluir danzas en el juego.

En las reglas de BoogieDown contest, Epic explica claramente que los jugadores no serán compensados monetariamente si se eligen sus bailes, y también señala que tiene el derecho a usar el baile con fines publicitarios para el juego.

Sin embargo, Orange Shirt Kid no ganó aquella competencia, sino que su baile fue añadido posteriormente gracias a una petición de los fanáticos del juego.

En ese sentido, la demanda no menciona la BoogieDown contest, pero destaca que el niño fue víctima de “cyberbullying extremo” y que se vio obligado a desactivar sus cuentas de Instagram y YouTube por el baile.

Todo esto provoca que los derechos sobre Orange Justice/Random queden en un área gris, ya que si bien Orange Shirt Kid presentó el baile al mundo en el marco de la competencia, la danza fue añadida fuera del concurso. 

Seguir leyendo