*

Ocho jugadores que fracasaron en estos 90 años de Universidad de Chile

24 MAY 2017 / Deportes

Ocho jugadores que fracasaron en estos 90 años de Universidad de Chile

Los hinchas azules están felices de celebrar nueve décadas de vida sólo días después de ganarle a Colo Colo la definición del Clausura 2016-2017. Sin embargo, no todo ha sido alegría y acierto, por lo que recordamos a algunos jugadores que "dejaron huella" en la U.

Hoy 24 de mayo Universidad de Chile cumple 90 años, un aniversario especial porque se celebra sólo días después de ganarle a Colo Colo la definición del reciente Clausura 2016-2017.

Sin embargo, estas nueve décadas no han sido completamente felices, y más de algún dolor de cabeza han tenido los hinchas por fichajes que no respondieron en la cancha.

A continuación, presentamos a ocho de ellos.

Oscar Román Acosta

El rosarino llegó a Universidad de Chile en 1995, con la misión de reemplazar a su compatriota Raúl Aredes, quien se había ido al fútbol mexicano. Sin embargo, no alcanzó siquiera a ser la sombra de la “Bruja”, pese a que su currículo incluía pasos por River Plate, Banfield, Vélez Sarsfield y haber jugado la Copa América 1987 con Argentina. Por el torneo local sólo jugó tres partidos, misma cantidad que en la Copa Libertadores de ese año.

Meses después de su arribo pasó completamente al olvido con el fichaje de Leonardo Rodríguez. Sin embargo, tendría una nueva oportunidad en nuestro fútbol pues en 1997 defendió a Coquimbo Unido (fue compañero de Pedro “Perico” Ojeda).

Fabián Fernández

Es el más emblemático de todos los fiascos que llegaron a Universidad de Chile. No sólo por lo malo para la pelota, sino porque su llegada significó la renuncia de un entrenador que no lo conocía ni en la más clandestina pelea de perros.

Al mando del DT Jorge Socías, la U hacía la pretemporada en Miami. Mientras tanto, en Santiago, el presidente René Orozco anunciaba la llegada de Fernández, quien jamás había sido solicitado por el “Lulo”, quien enfurecido regresó a Chile para presentar su dimisión. Esto obligó que los azules tuvieran que buscar a un nuevo entrenador, hasta dar con Miguel Angel Russo.

En la cancha, lo más recordado del “pícaro” fue que se tropezó con el balón en un amistoso contra Ferrocarril Oeste. La historia completa AQUÍ.

Hugo Notario

Cristiano Notario (Hugo Notario, lo de “Cristiano” fue una burla colectiva por su desempeño) llegó como una de las figuras que traía Sergio Markarián en 2009. Ocupó la “7” por lo que, además, los hinchas lo apodaron como “HN7”. Lo cierto es que sólo se le recuerda por una jugada: Centro que tocó Nicolás Larrondo para el 1-0 contra Universidad Católica en el Estadio Nacional.

Notario llegó desde 12 de Octubre de su país y luego defendió a Guaraní y a General Caballero. Nació en Argentina pero jamás jugó al otro lado de la cordillera (bueno, acá tampoco).

José Luis García

Bautizado por hinchas y periodistas adeptos al equipo azul como “Chocolo” por su larga chasca pichanguera tipo “Pedro El Escamoso”, el mediocampista argentino llegó en 2007 junto al entrenador Salvador Capitano. Tenía un currículum relativamente decente pues había jugado en San Lorenzo y en Morelia de México. Sin embargo, nadie esperaba un rendimiento extremadamente malo, que significó su salida del club sólo meses después de haber puesto un pie en el entonces Caracol Azul.

La vida tiene revanchas o al menos la oportunidad de tomar alguna. Esto tiene que ver con que en febrero de este año “Chocolo” se transformó en uno de los refuerzos estrella de Magallanes para este año… ¿Lo sabía? Le anotó un gol a Iberia en Los Ángeles desde fuera del área.

Rodrigo Mora

Si Felipe es el Mora bueno, Rodrigo es el Mora malo. Es cierto que anotó golazos, incluso de chilena. Pero el rendimiento del uruguayo fue al debe en Universidad de Chile. Eso sí, la vida le fue generosa porque en River Plate lo ganó casi todo: torneos locales, Copa Sudamericana 2014 y Copa Libertadores 2015. Sólo le faltó el Mundial de Clubes que no pudo conseguir tras perder la final ante Barcelona.

Juan Pablo Raponi

Nadie lo conocía cuando llegó a Universidad de Chile en 2003. Sólo se sabía que había jugado en River Plate, pero eso tampoco decía mucho. Desgraciadamente no estaba para sorpresas, porque su desempeño no fue el esperado y debió dejar pronto el elenco azul. Jugó sólo ocho partidos en el Apertura de ese año.

En la actualidad, con 35 años defiende a Concepción, pero de Argentina: Participa en el Torneo Federal A.

Claudio “Rata” Rodríguez

Claudio “Rata” Rodríguez es el segundo agachado de izquierda a derecha.

Delantero argentino que surgió en Boca Juniors y llegó a Universidad de Chile en 1992. En 24 partidos anotó apenas dos goles. O sea, nada pese a la fe que le tenía el técnico Arturo Salah.

Años más tarde, y después de deambular en muchos países, en 2004 fue condenado en Bolivia por tráfico de drogas. En ese minuto, defendía al Guabirá altiplánico. Recuperó la libertad luego de 27 meses y lo último que se supo fue que se convirtió en ayudante técnico de varios clubes de ese país.

Edison Mafla

El colombiano fue el gran fichaje azul para el torneo de 1998. Había hecho gran parte de su carrera en Deportivo Cali y había militado en Villarreal antes de llegar a Universidad de Chile. Además, había sido seleccionado de su país.

Sin embargo, el cafetero no logró adaptarse al fútbol chileno, a pesar que guió a los estudiantiles para ganar la Copa Chile de ese año. En el torneo de Primera División tuvo poquísima participación. Se lo recuerda más por inspirar el nombre de un conocido vedetto: “Mafla el nigeriano”.

¿Recuerdas algún otro fiasco? ¿Perdonarías a alguno que está en la lista? No dudes en comentarlo acá y en las redes sociales de Mouse y de La Tercera.

Seguir leyendo