*

Francia prohibió el uso de smartphones en los colegios

1 AGO 2018 / Tecnología

Francia prohibió el uso de smartphones en los colegios

Los franceses siguen implementando nuevas políticas con el fin de restringir el uso excesivo de estos aparatos.


Cuando los estudiantes franceses regresen a clases tendrán que dejar sus queridos smartphones en la casa.

De acuerdo a lo establecido en la ley promulgada este lunes por los legisladores franceses, ahora los estudiantes de 15 años o más tendrán prohibido llevar sus teléfonos inteligentes o tablets al colegio, y de llevarlos tendrán la obligación de mantenerlos apagados en todo minuto.

Esta medida fue presentada por primera vez en la campaña del actual presidente de Francia, Emmanuel Macron, y fue elevada a la categoría de problema de salud pública ante la preocupación por la hiperconectividad de los jóvenes franceses.

Si bien, los colegios franceses contaban desde 2010 con un reglamento que prohibía el uso de teléfonos en clases, la nueva legislación llega a plantear una política más dura respecto al uso de estos aparatos ya que los estudiantes no podrán usarlos ni siquiera durante la hora de almuerzo.

De todas maneras, Agence France-Presse señala que la ley tiene algunas excepciones que permitirán a los establecimientos educacionales levantar la prohibición para un uso educacional y actividades extra curriculares además de hacer una excepción con los estudiantes con alguna discapacidad.

Si bien, la medida ya fue aprobada, en Francia aún hay quienes señalan que existen problemas logísticos en su aplicación y sugieren que la medida no será una solución real al problema. Sin embargo, desde el gobierno de ese país defienden la prohibición como una forma de proteger a los niños de la adicción a la tecnología.

“Hoy sabemos que existe un fenómeno de adicción a las pantallas, el fenómeno del mal uso del teléfono móvil”, señaló el ministro de educación, Jean-Michel Blanquer a BFMTV. “Nuestro papel principal es proteger a los niños y adolescentes. Es un papel fundamental de la educación y esta ley lo permite”.

Esta no es la primera ley francesa concebida para combatir uso excesivo de la tecnología en la vida diaria. En 2017 el gobierno aprobó una ley  apodada “derecho a desconectarse” que exige a las empresas redactar normas que limiten los correos electrónicos de trabajo y el trabajo fuera de la oficina. Además este año también se promulgó una ley que prohíbe el uso de smartphones al interior de los autos en caminos públicos, sin importar si se está estacionado.

Seguir leyendo