*

Fuga: El nuevo Escape Room basado en el misterio del Cabo Valdés

5 MAR 2018 / Tendencias

Fuga: El nuevo Escape Room basado en el misterio del Cabo Valdés

Este fin de semana abrió en Santiago un nuevo desafío para los amantes de los acertijos, las conspiraciones y el trabajo en equipo.

En 1977, la desaparición del Cabo Valdés se convirtió en uno de los primeros misterios ufológicos que involucraron a las ramas militares de nuestro país. La historia cuenta que durante una patrulla en Putre, una fuerte luz apareció en los cielos, a la que Valdés se ofreció ir a investigar. Se perdió rastro y comunicación con él por cerca de 15 minutos y al encontrarlo, estaba desorientado, con una barba prominente y la fecha de su reloj alterada. De pronto, Valdés se había convertido en el primer caso conocido de una abducción extraterrestre en nuestro país.

Con el tiempo, el cabo Valdés retiró sus dichos, dando fin a todas las especulaciones sobre contactos con seres de otro mundo. La historia quedó ahí, como la de otra persona confundida o como solía ser costumbre en esa época, un cuento fabricado para desviar la atención de la ciudadanía.

Pero con el tiempo, hemos aprendido que lo que le pasó al cabo Valdés es verdad y que su silencio, junto con el de sus compañeros, fue comprado por el gobierno. Y nuestra labor, como investigadores, será encontrar la evidencia que saque a la luz la verdad detrás de esta conspiración.

Esa es, a grandes rasgos, la historia detrás de Espías Chilensis, el nuevo desafío presentado por Fuga Escape Room, un nuevo sitio de desafíos y acertijos que se suma al éxito que han tenido experiencias como las de 60 No More.

Para los que no están familiarizados con el concepto de Escape Room, se trata de desafío diseñados para resolverse en grupo, en donde los participantes se encierran en una habitación en la cual deben resolver misiones y lo más importante escapar del cuarto antes de que pasen 60 minutos. Un Escape Room está lleno de misterios y pistas que hay que utilizar para abrir candados, cajas y secretos que por lo general nos entregarán más puzzles que resolver y herramientas que necesitamos para resolver acertijos más grandes. Así, todo comenzará como un cuarto vacío lleno de cosas cerradas y ya pasados los minutos, tendrás en tus manos decenas de objetos que con el ingenio del grupo habrá que hacer calzar para resolver misterios cada vez más complejos.

En el caso de Espías Chilensis, el cuarto está ambientado en el departamento-oficina de un agente del gobierno, al cual debemos robar la información sobre la conspiración del Cabo Valdés y escapar de una puerta sellada antes de que acabe el tiempo. No entraremos en detalles sobre el tipo de puzzles que hay en la habitación para no entrar en spoilers, pero si podemos adelantar que prácticamente todo lo que vemos tiene que ver con algo, pero que la presión del reloj hace que haya que tomar decisiones rápidas.

La experiencia puede ser disfrutada en grupos de 2 hasta 6 personas, quienes deben colaborar para resolver los misterios. A través de un walkie talkie, el monitor de la habitación estará en constante contacto en caso de que el grupo se quede pegado mucho tiempo en un puzzle o requieran de algún tipo de ayuda, además de ir avisando cuánto tiempo va quedando. Se trata de una experiencia estresante pero satisfactoria y que pone a prueba tanto nuestro ingenio como trabajo en equipo.

Para probar esta experiencia, sólo debes ingresar al sitio web de Fuga y reservar tu horay el precio por persona dependerá de qué tan grande sea el grupo: desde los 10 mil pesos si vas en pareja hasta 7 mil en grupos de 5 a 6, aunque en nuestra experiencia, cuatro personas fue el número ideal, ya que todos tenían algo que hacer en cada momento (8.500 pesos por persona en ese caso).

Una experiencia recomendada y que además, se encuentra a pasos del metro Inés de Suarez, en Rodó 1927, Providencia. Mucha suerte en la misión, agentes.

Seguir leyendo