*

Fútbol del recuerdo: El arquero que se mandó a cambiar tras comerse cinco goles en un tiempo

18 OCT 2017 / Deportes

Fútbol del recuerdo: El arquero que se mandó a cambiar tras comerse cinco goles en un tiempo

La historia que contaremos sucedió en 2008 cuando Deportes Melipilla ya estaba descendido a la Primera B con un fuerte olor a gladiolos.


Nefasta fue la actuación del equipo que representa a nuestra sección en el amistoso de anoche contra otro medio de comunicación. No diremos el resultado en contra, pero sí mencionaremos el hito negro del olvidable partido: el arquero -debutante y que debía brindarnos seguridad- decidió abandonar el pórtico cuando ya la canasta tenía varios goles en contra. Sí, tal como lo lee, se retiró del juego como si nada…

¿Pero usted cree que eso pasa sólo en las pinchangas? Falso, porque un episodio similar se vivió hace nueve temporadas en el fútbol profesional chileno.

Ocurrió casi al finalizar la fase regular del Clausura 2008. A esas alturas, Deportes Melipilla ya estaba descendido a la Primera B y sólo encaraba las últimas fechas por cumplir. De este modo, llegó al último pleito como local en el estadio Roberto Bravo Santibáñez ante Santiago Morning, en un duelo que en la previa tenía cero puntos de rating pero que terminó convirtiéndose en un partido de culto entre los ñoños del fútbol gracias a una peculiar decisión.

Los melipillanos tenían problemas económicos y estaban ya con el aroma impregnado a gladiolos. En contrapartida, la delantera titular del “Chago” era de lujo: Jaime Grondona (un año antes había jugado el Mundial Sub 20), Diego Rivarola y Esteban Paredes. De este modo, no fue extraño que los de la “V” negra terminaran el primer tiempo ganando por 5-0 gracias a las anotaciones del actual delantero de Colo Colo (2′) “Gokú” (8′ y 18′), “Goldona” (27′) y Felipe Díaz (43′).

El arquero que sufrió estos cinco goles en sólo 45 minutos fue el colombiano Javier Dussan, el protagonista del hecho que pasó a la historia: con la pelota dentro del intestino grueso, el cafetero -que había arribado a mitad de temporada- decidió no regresar al segundo tiempo ante el Morning y sin dar explicaciones se mandó a cambiar del estadio.

En el segundo tiempo, el técnico José Díaz debió recurrir al joven portero Rodrigo Flores, quien entregó el pórtico en cero. Incluso Melipilla descontó gracias al delantero Jorge “Súper Ratón” Lagunas (71′). El partido terminó 5-1 a favor del “Chago”. De Dussan, que en su país jugó en América de Cali, nunca más se supo.

 

Aquel día, Melipilla formó con el “aperrado” Dussan; Héctor Berrios, Juan Cruz Gil, Hernán Pagés y Juan Sáez; Claudio Figueroa, Norberto Arrieta, Luis Jiménez (que no es el esposo de María José López) y Carlos Espinosa (actual jugador de Universidad Católica); Diego De Gregorio y César Díaz. Más tarde entraron Flores (por el colombiano) y Oscar Salinas (hoy en Everton)

Mientras, el técnico José Basualdo alineó a Víctor Loyola; Washington Torres, Maximiliano Mirabet y Cristián Basaure; Fernando Manríquez, Felipe Díaz, Néstor Contreras y Víctor Garrido; Esteban Paredes, Diego Rivarola y Jaime Grondona.  Durante el partido ingresaron José Barrera, Francisco Huaiquipán y Roque Arancibia.

Este partido, además, sería el último que ha jugado Melipilla en Primera División en toda su historia. En la actualidad, los “potros” luchan por el ascenso a la Primera B.

Seguir leyendo