*

Con guiones que se “autodestruyen” pretenden evitar las filtraciones de Game of Thrones

2 JUN 2018 / Series

Con guiones que se “autodestruyen” pretenden evitar las filtraciones de Game of Thrones

El final se acerca y desde HBO no confían ni siquiera en los actores para guardar los secretos de la octava temporada.


La producción de Game of Thrones ha recurrido a técnicas extremas para evitar filtraciones en torno a lo que será la última temporada de la serie. Aparte de los rumores que apuntaban a que se filmarán múltiples finales para evitar cualquier spoiler de la conclusión de la historia, ahora se reveló una última y más extrema medida para mantener todo en secreto.

En una entrevista con Elite Daily, Nikolaj Coster-Waldau,  más conocido como Jaime Lannister en la ficción de HBO, reveló que en el rodaje de la octava temporada los guiones de los actores desparecen una vez que terminan de filmar las escenas para evitar cualquier tipo de filtraciones.

“Son muy, muy, estrictos y han llegado a un nivel loco este año”, explicó Coster-Waldau. “Nosotros de verdad recibimos los guiones y después cuando filmamos la escena, como solo los tenemos de manera digital, (…) se desvanecen. Es como en Misión Imposible ‘esto se auto-destruirá'”.

Si los guiones explotaran de verdad en vez de desparecer digitalmente sería más dramático, pero eso no disminuye el nivel de paranoia al que ha llegado HBO para mantener el secreto de su exitosa serie. Si bien, un spoiler puede afectar la experiencia, ciertamente no afectará la expectación ni la audiencia que tendrá la última temporada de la serie.

Después de todo, hay cosas que la producción no puede controlar. Por ejemplo, Game of Thrones en gran parte requiere grandes locaciones y sets para dar vida a Westeros, que por todo el gigantesco despliegue humano a su alrededor es inevitable que atraigan la atención de la gente, lo que en esta temporada y las entregas anteriores ha propiciado la filtración de algunos videos. Pero en ningún sentido, eso no se equipara a ver la serie.

Esperemos que cuando Game of Thrones vuelva en 2019 todos estos esfuerzos por mantener los secretos de la historia valgan la pena.

 

Seguir leyendo