*

Game of Thrones: Los que murieron en la batalla de Invernalia

28 ABR 2019 / Series

Game of Thrones: Los que murieron en la batalla de Invernalia

El más reciente episodio de la serie marcó a la despedida de varios personajes que no continuarán de cara a la última batalla por Westeros.


El espectacular tercer episodio de la última temporada de Game of Thrones cerró la historia del Rey de la Noche pero, al mismo tiempo, también fue una verdadera carnicería. Y varios personajes no lograron sobrevivir a la batalla.

Aunque durante el capítulo murieron un montón de personajes, como los guerreros Dothraki con espadas de fuego, nos centraremos en los personajes secundarios que no lograron seguir con vida y que eran reconocibles para la audiencia.

Obviamente todos corrían en riesgo, y el episodio así lo expuso en los últimos 15 minutos, pero las siguientes fueron las muertes más significativas.

Algunas fueron épicas, otras no lo fueron tanto, pero los realizadores de Game of Thrones no dejaron que pasaran desapercibidas.

Eddison Tollet, último gran representante de lo que era la Guardia de la Noche que murió tras salvar a Sam

Lyanna Mormont, la pequeña heredera de la Isla Oso con un corazón tan grande que le permitió despachar a un gigante al claverle una daga de vidriagón en el ojo.

Beric Dondarrion, el líder de la Hermandad Sin Estandarte que, con su espada de fuego, terminó cumpliendo la misión por la que seguía siendo revivido: salvar a Arya Stark

Theon Greyjoy, el hombre que encontró su casa nuevamente y que murió batallando para darle valiosos segundos adicionales a la vida de Bran Stark

Jorah Mormont, quien como se podía prever, terminó dando su vida protegiendo a su reina de los muertos.

Melisandre, pese a sobrevivir a la batalla, cumple con su propósito y sigue su propia profecía de que no sobreviviría al amanecer. Removiendo su collar mágico que le otorgaba su juventud, termina colapsando sobre la nieve para finalizar el episodio.

Por otro lado está El Rey de la Noche, pues a pesar de que estaba técnicamente muerto, su fin a manos de Arya concluyó a la larga noche que intentó impulsar bajo sus apocalípticos objetivos. Y junto a su fin, que se concretó con el mismo material que lo creó, también se despidieron sus Caminantes Blancos junto a Viserion, el dragón que estaba muerto.

En tantos, aunque algunas dudas existieron sobre sus destinos, algunas secuencias del episodio y la promo del próximo capítulo confirman que Gilly y el dragón Rhaegal no cayeron.

A la larga, aunque murieron menos personajes de los que algunos esperaban, ninguno de los rostros principales falleció. Pero, claro está, todavía no pueden cantar victoria, ya que aún quedan tres episodios.

Seguir leyendo