*

Sansa Stark es la verdadera ganadora de Game of Thrones

21 MAY 2019 / Series

Sansa Stark es la verdadera ganadora de Game of Thrones

Bran se quedó con el dominio de los Seis Reinos, pero la hija mayor de Ned y Catelyn triunfó en la estrategia que se planteó desde el comienzo de la serie.


Por mucho tiempo el triunfo final de Game of Thrones estuvo asociado tanto en la serie como por los fanáticos a la posesión del Trono de Hierro. Es solo cosa de recordar que en la antesala del estreno de la octava temporada la principal pregunta para definir al ganador de la serie era quién se iba a sentar en el puesto del monarca de Westeros.

No obstante, con el trono destruido y la propia narrativa de su conclusión, Game of Thrones demostró que en este juego de poder marcado por las traiciones y la estrategias la victoria no tenía que quedar necesariamente en las manos del nuevo monarca.  Así, cuando aparecieron los créditos del último capítulo de la serie, la historia terminó con una clara y tal vez inesperada ganadora: Sansa Stark.

La hija mayor de Ned y Catelyn ciertamente no era el personaje que muchos postulaban para triunfar en el Juego de Tronos al principio de la serie. Después de todo, durante la primera temporada Sansa se presentó como una niña ingenua que solo quería casarse con un príncipe y tener hijos. No obstante, desde que fue tomada prisionera durante los primeros ciclos, Sansa comenzó su camino para subvertir la cara más oscura de la lucha por el poder.

Durante su estadía en King’s Landing, Sansa fue abusada y utilizada como una pieza en las estrategias de los Lannisters y personajes como Littlefinger. Pero, en medio de ese oscuro panorama y por mérito propio, Sansa comenzó a entender este juego.

Así, poco a poco, la mayor de las Starks fue volviéndose cada vez más desconfiada dejando atrás esos sueños que alguna vez la llevaron a creer en Joffrey. Con el paso de las temporadas, Sansa fue tomando decisiones que le permitían mantenerse “a salvo” como, por ejemplo, apoyar las mentiras de Lord Baelish sobre el asesinato de su tía Lysa. No obstante, nunca perdió el foco de lo que quería que fuera su camino: retomar el control de sus propias decisiones y regresar a Winterfell. 

Por supuesto, Sansa no solo consiguió retornar a su hogar, sino que terminó la serie como la reina de este territorio que ahora es independiente. Algo que consiguió planteando desde comienzos de la temporada que el norte tenía que ser independiente.

Resultado de imagen para sansa 8x01 gif

Como recordarán Sansa manejó Winterfell desde que este fue recobrado de manos de los Bolton y, pese a que Jon por un tiempo fue proclamado como el Rey del Norte y se arrodilló ante Daenerys, mantuvo una misión para que este territorio se convirtiera en reino un libre e independiente del resto de las políticas de Westeros, tal como lo había sido antes de Aegon el Conquistador.

En ese sentido, entendiendo la importancia de la libertad, Sansa no solo aplicó las estrategias aprendidas en los últimos años para librarse de personajes como Littlefinger, sino que no dudó en abogar y ejecutar lo que consideró la mejor maniobra para asegurar que el norte fuese independiente.

Así, luego de que Daenerys no la asegurara esta opción, Sansa no tuvo reparos en poner en tela de juicio el reinado de la Madre de los Dragones, poniendo en marcha todos los eventos que marcaron los últimos episodios de la serie y, en última instancia, asegurando su triunfo.

Por lo tanto, sin caer de lleno en las mismas prácticas que la llevaron a ver la cara más oscura del poder, Sansa logró tomar el control de su propia vida y del norte. Todo aplicando las estrategias que aprendió gracias a su propia evolución en las temporadas anteriores y demostrando que, finalmente, se convirtió en la mejor jugadora del juego tronos.

Sansa, al igual que varios personajes que marcaron el final, pasó desde una pieza secundaria de la que otros podían disponer a una parte central en la disputa del poder, donde en última instancia tuvo una de las decisiones más importante en sus manos y la uso para destruir el modelo de lo que era Westeros en su favor.

Seguir leyendo