*

Game of Thrones: Arya era la única que podía tomar el lugar que todos querían para Jon Snow

29 ABR 2019 / Series

Game of Thrones: Arya era la única que podía tomar el lugar que todos querían para Jon Snow

Pero esta historia aún no termina y el rol del heredero Targaryen probablemente será clave para lo que será la "Última Batalla" por Westeros.


En Game of Thrones, la mayor parte de la audiencia esperaba que Jon Snow fuese quien se encargase del Rey de la Noche, haciéndolo caer con su espada Longclaw.

A su favor tenía no solo el camino de su historia, desde que se unió a la Guardia de la Noche hasta sus batallas más allá del muro, sino que también por el hecho de la existencia de “la profecía del príncipe que fue prometido” en las novelas, que anticipaba el renacimiento de Azor Ahai en el combate contra los muertos.

Pero si algo demostró el último episodio es que las profecías no tienen por qué ser ciertas, especialmente si no la abordaron directamente en la TV, ni menos se puede esperar lo predecible en lo que concierne a esta adaptación que terminó armando su propia historia tras alcanzar los libros que George R.R. Martin publicó.

En ese escenario, la ruta de Jon Snow como heredero Targaryen, que es algo que lo ligó aún más al futuro del trono de hierro en Desembarco del Rey, no concluía con un enfrentamiento que nunca llegó.

Por otro lado, todo el camino de Arya Stark ratifica su salto que la confrontó frente a frente al Rey de la Noche. Desde los sucesos que la marcaron en la primera temporada, en la que dejó en claro que no sería una dama de una corte, a su entrenamiento como asesina, el arco de su historia como letal asesina termina validando que fuese la joven Stark quien le dijese no al dios de la muerte con esa daga que cargaba una gran historia.

En palabras de la propia Maisie Williams a Entertainment Weekly, el momento de leer esa escena en el guión fue algo increíblemente excitante. “Pero inmediatamente pensé que todos lo odiarían, que dirían que Arya no lo merece. Lo más difícil en cualquier serie es cuando creas a un villano que es tan imposible de derrotar y después lo derrotas“, explicó la actriz.

Eso es algo que tiene que ser hecho de forma inteligente o, de lo contrario, la gente diría: Bueno, no era tan malo si una chica de 45 kilos llega y lo apuñala. Tienes que hacer cool. Y cuando le conté a mi novio, él estaba como: mmmm, ¿No debería ser Jon realmente? ¿No es así?“, agregó Williams.

Con eso en cuenta,  Maisie Williams explicó que lo que le hizo acordar con la decisión de los realizadores fue la escena de Arya con Melisandre, en donde la bruja le reitera que está destinada a matar “ojos azules”. Eso le reafirmó que todo su tiempo fuera de Westeros, incluyendo su entrenamiento como asesina, estaba construyendo a su escena con el Rey de la Noche.

Todo el entrenamiento llega a este único momento. Es también inesperado y eso es lo que hace esta serie. Por eso yo estaba: ¡Jódete Jon, yo lo haré!“, remarcó Williams.

Por su parte, Kit Harington, quien interpreta a Jon Show, explicó que el desenlace de la Gran Guerra lo impactó, ya que tal como la mayoría de los fans, creía que estaba destinado para darle el golpe definitivo al Rey de la Noche.

Estaba sorprendido, ¡pensaba que sería yo!. Pero me gusta. Le da al entrenamiento de Arya un propósito al tener una meta final. Es mucho mejor cómo lo hace y de la forma en que lo hace.  Creo que frustrará a una parte de la audiencia por la cacería de Jon al Rey de la Noche y está esperando esta épica pelea que nunca pasa. Pero eso es propio de esta serie y es lo correcto para los personajes. Hay algo también sobre no ser la persona que espera“, explicó Harrington.

El hecho de que la travesía de Jon Snow no conectase en definitiva al fin de la Rey de la Noche simplemente recalca que su travesía dista de terminar y su historia, a la larga, inevitablemente está asociado al mayor enemigo de todos – Cersei Lannister – y la intriga de la relación con su tía.

Aegon no concretó la profecía, pero seguramente tendrá un rol clave en la definición de la última guerra. La que realmente definirá el futuro de Westeros.

Es decir, si el juego de tronos sigue activo, Jon Snow probablemente será determinante en la jugada que determinará quién será el ganador.

Seguir leyendo