*

Game of Thrones: El “CleganeBowl” es inevitable

6 MAY 2019 / Series

Game of Thrones: El “CleganeBowl” es inevitable

Uno de los duelos más esperados por los fans ganó más fuerzas con lo que dejó el antepenúltimo episodio de la serie.


Sandor Clegane, uno de los antagonistas de las primeras temporadas, el hombre apodado como “El Perro”, ya no tiene casi nada por lo que vivir. En la batalla contra los muertos bajó sus brazos y en la celebración de la victoria ni siquiera aceptó una propuesta para tener sexo con una mujer.

Su estado anímico, sin embargo, se dilucida una vez que Sansa lo interpela diciéndole que podrían haberlo hecho feliz durante algunos minutos. La respuesta de Clegane es clara: “solo  hay una cosa que me hará feliz“.

Eso es matar a su hermano, Gregor Clegane, “La Montaña“, el guerrero más poderoso de los Lannister. El mismo que mató a Oberyn Martell en el juicio por combate de Tyrion y que se transformó en una especie de zombie que protege a la reina Cersei como su guardaespaldas personal. Además, en el más reciente episodio, fue clave en la declaración de guerra final que definirá el futuro de Westeros, tras cortarle la cabeza a Missandei.

El duelo entre hermanos es algo que se viene anticipando los fans desde el comienzo de la serie, y también los libros, ya que ambos se desprecian. Gregor, por ejemplo, es el responsable de haber quemado el rostro de Sandor, quien a su vez desprecia el hecho de que su hermano escalase como caballero tras las macabras acciones que ejecutó durante la caída del Rey Loco.

La batalla de hermanos es algo que se viene esperando desde la primera temporada, en una teoría de fans potenciada por cada encuentro que ambos han tenido, incluido el del final de la temporada anterior. E inclusive todo esto tiene un particular nombre: el “Cleganebowl“. Algo así como el Super Bowl de los duelos de hermanos. El Súper Tazón de los Clegane.

Hasta fantráilers tiene esta teoría.

El diálogo de Sandor a Sansa y el hecho de que la serie se haya dado el tiempo para mostrar que Sandor y Arya se dirigen hacia Desembarco del Rey, inevitablemente llevan a consolidar a esta teoría. Si algo tiene que pasar sí o sí en los últimos episodios, ese es el Cleganebowl.

Si “El Perro” quiere ser feliz, le resta enfrentarse a su gigantesco hermano zombie. Y por como han sido las cosas, el dar muerte a ese muerto en vida finalmente sea lo que permita que Sandor haga todo lo que no pudo hacer en la larga noche. La sangre podrida de “La Montaña” tiene que ser vertida por su propia sangre.

Seguir leyendo