*

Game of Thrones: La historia de la daga de Arya que cerró el círculo

29 ABR 2019 / Series

Game of Thrones: La historia de la daga de Arya que cerró el círculo

El arma, que fue clave para acabar con la historia de los Caminantes Blancos, estuvo en poder de Ned Stark y surgió en los primeros episodios de la serie.


En el último episodio de Game of Thrones por fin se libró la esperada batalla entre los vivos y los muertos en un episodio apropiadamente titulado “La Larga Noche“.

Y, en medio de las sorpresas y momentos para la posteridad, las acciones de Arya Stark nuevamente se robaron la película de la mano de una daga que llega a ofrecer un considerable cierre a la historia de Westeros.

Spoilers de “The Long Night” a continuación.

Cuando parecía que todo estaba perdido para los vivos, Arya Stark realizó la jugada maestra y logró escabullirse entre los Caminantes Blancos, asesinando de una vez por todas al Rey de la Noche y la amenaza de los Caminantes Blancos. Y todo lo hizo con una certera puñalada de la daga de acero valyrio que Bran le había regalado durante la séptima temporada.

En ese sentido, considerando que el Cuervo de Tres ojos sabe todo lo que pasará, esto invita a pensar que el regalo de Bran a Arya tuvo precisamente la intención de acabar con el Rey de la Noche. Sin embargo, pese a que esa afirmación no deja de ser correcta, la historia de esta arma va un poco más allá.

La primera vez que vimos esta daga de acero valyrio, con empuñadura de hueso de dragón y vidriagón, fue en la primera temporada de Game of Thrones.

Allí, el arma fue usada en el intento de asesinato contra Bran Stark, quien aún se encontraba en coma luego de que Jaime Lannister lo empujara de una torre, en aquella infame escena del primer episodio.

El intento de asesinato contra Bran fue frustrado por Summer y su madre, Catelyn Stark. Luego de recuperar el arma, la señora de Invernalia se propuso a indagar quién estaba detrás del atentado contra su hijo, considerando que el asesino no tenía los medios como para poseer una daga de este tipo.

Catelyn Stark llevó la daga – denominada coloquialmente tras el incidente como “Catspaw Dagger”- a King’s Landing, en donde Littlefinger “reveló” que el arma era suya, hasta que la perdió ante Tyrion Lannister en una apuesta.

Creyendo que los Lannister estaban tras el ataque a Bran, Catelyn tomó prisionero a Tyrion, iniciando en parte la Guerra de los Cinco Reyes.

En ese escenario, Ned Stark se quedó con la daga en King’s Landing, donde señor de Invernalia la tuvo consigo en momentos clave, como cuando descifró el secreto de los hijos de Cersei, pero terminó perdiéndola a manos de Littlefinger cuando este lo traicionó. 

De ahí en más, la daga no se había visto en la serie hasta la séptima temporada, donde reapareció como una ilustración en uno de los libros sobre la Larga Noche que Samwell Tarly estaba revisando en la Ciudadela.

Dicha ilustración estaba acompañada por un texto que explicaba la costumbre de los Targaryen de usar vidriagón como una forma de decoración en sus armas, un estilo que más tarde se extendió a otras casas nobles de Westeros.

“Los valyrios estaban familiarizados con el  vidriagón mucho antes de llegar a Westeros. Lo llamaron zirfyl perzfyl, que se traduce como ‘fuego congelado’, en los relatos valyrios y orientales cuentan cómo sus dragones derretirían la piedra con sus llamas hasta que se convirtiera en fundición y maleable”, dice el texto. “Los valyrios lo usaron para construir sus extraños monumentos y construir sin las grietas y uniones de nuestros castillos modernos”.

Luego de esa explicación, la daga volvió apacer en la séptima temporada, pero esta vez físicamente cuando el propio Petyr Baelish se la regala a Bran Stark, quien no duda en preguntarle “¿Sabes a quién pertenecía?”, apuntando al misterioso dueño original del arma que aún no es revelado.

Pero como recordarán, y con una estrategia mayor en la mira, Bran decidió no quedarse con la daga y dársela a Arya Stark en el mismo lugar donde ella asesinó al Rey de la Noche en el último episodio. Probablemente porque el Cuervo de Tres Ojos sabía todo lo que estaba por venir.

Arya usó por primera vez la daga entrenando con Brienne of Tarth en Winterfell y su primer asesinato con ella fue Littlefinger, en aquella memorable escena de la séptima temporada.

Pero claro, todo eso fue una mínima preparación para la batalla real, donde la menor de las hermanas Stark logró sortear a los Caminantes Blancos y decirle no a la muerte asesinando al Rey de la Noche en una notable escena, donde la daga que inició la Guerra de los Cincos Reyes fue la que terminó la Gran Guerra.

Con tres episodios restantes de la última temporada de Game of Thrones, la interrogante queda planteada ¿Será la daga el arma que le permitirá a Arya acabar finalmente con su lista?

Seguir leyendo