*

Game of Thrones: El espiral de los Caminantes Blancos

14 ABR 2019 / Series

Game of Thrones: El espiral de los Caminantes Blancos

Un elemento del primer episodio de la última temporada volvió a sembrar las dudas sobre el significado de los mensajes que los muertos dejan a su paso.


La última temporada de Game of Thrones ya comenzó y la gran guerra que definirá todo se aproxima, pero aún hay que esperar un poco más para eso, ya que los preparativos siguen en pie para la batalla en Invernalia.  Spoilers a continuación.

En ese escenario, mientras los Caminantes Blancos ya caminan hacia el sur, las fuerzas del Rey de la Noche estuvieron completamente ausentes del primer capítulo de la octava temporada. Bueno, casi ausentes, ya que de todas formas se pudo ver una señal de su presencia: una espiral realizada con una colección de miembros, con el pequeño Ned Umber al centro. Transformado en una criatura.

La única solución posible la encuentra Beric: enterrar su espada de fuego para incendiar la señal de la muerte que les dejaron sus enemigos que avanzan hacia el sur.

Ante esa escena, son tres las personas que descubren la espiral: Tormund, Edd y Beric. Pero es solo este último el que deja en claro que la espiral es un mensaje del Rey de la Noche. Pero como suele suceder en Game of Thrones, las respuestas no son puestas sobre la mesa así como así. El misterio del espiral sigue ahí, ya que esta no es la primera vez que hemos visto este tipo de señales de los Caminantes Blancos.

La primera señal de los Caminantes Blancos estuvo en el primer capítulo de la serie, en donde un grupo de salvajes son mutilados y reordenados sobre la nieve.

Pero quizás la señal más importante está al comienzo de toda la mitología. En el popular episodio “The Door” de la sexta temporada, no solo conocimos el origen y final de Hodor, sino que también el del propio Rey de la Noche. Las criaturas conocidas como “los niños del bosque” le entierran una daga de vidriagón a un hombre frente a un árbol de hojas rojas. Posteriormente, frente a ese mismo lugar, los Caminantes Blancos avanzan haciendo la forma de espiral.

La espiral también fue descubierta en las cuevas de Rocadragón, siendo identificada directamente como una señal dejada en el lugar por “los niños del bosque”. Pero dicha señal no tenía relación con el origen de los Caminantes Blancos. La marca era un recordatorio de la batalla que los muertos perdieron ante la alianza de los niños con los primeros hombres y la posterior creación del muro que protegía a Westeros.

Pero esa espiral ha aparecido en otras ocasiones. Por ejemplo, en el tercer capítulo de la tercera temporada, Jon Snow da con los restos de los caballos de sus asesinados compañeros de la Guardia de la Noche. Pero lo que queda de los equinos es descubierto en esta llamativa figura que atrae todo hacia el centro.

 En ese sentido, aunque es un símbolo creado por los extintos niños del bosque y fue adoptado por los Caminantes Blancos, lo claro es que su señal indica que el centro es la clave. El Rey de la Noche. Y es ahí en donde surge la gran duda:

¿Será que la única debilidad de los muertos es que no pueden existir sin su rey?

Al menos está claro que la espiral sin su centro se dispersa.

Revisa el video promocional del próximo capítulo haciendo click aquí.

Seguir leyendo