*

Goku versus Vegeta: Un verdadero clásico

13 DIC 2017 / Anime

Goku versus Vegeta: Un verdadero clásico

En diciembre de 1989 se emitió por primera vez la gran primera pelea entre los saiyajin, iniciando así la rivalidad que marcó a toda la historia de Dragon Ball Z.


Un 13 de diciembre de 1989 se emitió por primera vez “Genkai o Koeta Atsui Tatakai! Gokū Tai Bejīta“, el episodio que macó no solo el comienzo de la primera pelea entre Goku y Vegeta en Dragon Ball Z, sino que también solventó el génesis de la rivalidad más importante en la historia de la saga creada por Akira Toriyama.

Claro, en la historia de la franquicia existen diversos enemigos que han puesto a prueba a Kakaroto, y probablemente no habrá mayor discusión a la hora de definir a Freezer como el villano más importante de todos, pero los choques entre Goku y Vegeta siempre han tenido ese “algo especial”.

Aún considerando que, con el tiempo, el príncipe saiyajin dejó atrás a su orgullo para convertirse en un protector más de La Tierra. su condición de mejor peor aliado ha sido hasta el día de hoy un factor que potencia una idea recurrente al centro de la filosofía de esta historia: buscar rivales que permiten convertirse en alguien más poderoso.

El capítulo 30 de Dragon Ball Z marcó el inicio del fin de la primera saga de esa clásica serie animada, presentando cómo Goku debe hacer frente a un rival “con mayor velocidad y mejores técnicas” luego de que Nappa es despachado sin dificultad. Pero al verse superado, al héroe no le queda otra más que hacer uso del triple kaioken en una pelea que se pone cuesta arriba.

El primer enfrentamiento entre Goku y Vegeta está plagado de acción, con un Vegeta amenazando con destruir La Tierra, y de paso revelando de paso el secreto de la transformación con la luna llena.

En una historia de la saga de los saiyajin que finalmente saco a relucir la verdad tras los orígenes de Goku, demostró que la astucia de Vegeta siempre es el factor que lo pone un paso por delante, ya que solo la intervención de Gohan evita que se concrete la tragedia. En el papel es una victoria para el príncipe, pese a que Goku está destinado a ser el más poderoso de los dos.

Tendrían que pasar varias sagas para volver a ver un nuevo choque entre ambos, y convertidos ni más ni menos que en super saiyajin, pese a que la rivalidad entre ambos se intensificó tanto a la hora de enfrentarse a Freezer como los problemas que genera Cell.

Pero aunque Vegeta se dejó caer en el juego de Babidi para tener la opción de tener una revancha contra Goku, y su combate es ciertamente mucho más espectacular en la segunda pelea, los duelos entre ambos saiyans siempre han estado entre los mejores momentos de esta franquicia. Quizás por eso, ante el poder inconmesurable de Majin Buu, ambos saiyans son los elegidos para sostener la pelea definitiva de Dragon Ball Z. Mejores cartas no habían ese aspecto.

Seguir leyendo