*

Confirmado: Usar a Oddjob en Goldeneye es hacer trampa

23 AGO 2018 / Videojuegos

Confirmado: Usar a Oddjob en Goldeneye es hacer trampa

Un grupo de desarrolladores confirmó en una entrevista que incluso para el equipo de Rareware el personaje estaba mal balanceado, pero nadie lo eliminó.


Una de las experiencias multijugador que definió al Nintendo 64 fue sin duda Goldeneye, el juego de disparos basado en la película de James Bond que junto con su modo de historia, incluía un modo Deathmatch que podía disfrutarse con hasta 4 personas de manera simultánea jugando en la misma pantalla.

El multijugador de Goldeneye se volvió prácticamente en la razón para tener el juego y la que lo mantuvo dentro de las bibliotecas de jugadores de la consola de Nintendo durante muchos años. Pero entre toda la dicha que significaba jugar con minas explosivas, lanzacohetes, la Golden Gun o simplemente jugar sin armas, había un pequeño detalle que para muchos volvía al entretenido juego de Rareware en toda una pesadilla.

Ese pequeño detalle se llama Oddjob, uno de los villanos desbloqueables dentro del modo multijugador y que es sin lugar a dudas el personaje más odiado de todo el juego. Oddjob, que originalmente salió en la película Goldfinger era el personaje más bajo de todos, lo cual lo ponía en ventaja por sobre el resto, ya que el sistema de mira automática que era fundamental para contrarrestar lo impreciso del control de la consola no funcionaba contra él.

Sus defensores dicen que su altura era simplemente una característica del personaje y que si estaba allí era por algo. Sus detractores, obviamente, acusaban a todos lo que lo usaban de trampa. Algo con lo que el equipo de desarrollo de Goldeneye, consultados por Mel Magazine terminó por confirmar: Oddjob es un personaje tramposo y probablemente nunca debió formar parte del juego.

“Todo el equipo pensaba que era algo tramposo jugar con Oddjob, pero jugar con él era demasiado divertido y no hubo ningún apuro dentro del equipo por sacarlo”, dijo Karl Hilton, artista de ambientes del juego. Mark Edmonds, programador del juego, opinaba lo mismo: “Jugar con Oddjob es definitivamente hacer trampas. Pero también sirve para aumentar la diversión el que todos estén sentados y molestar a la persona que lo elige. Pudimos haber colocado algo para detener esta trampa tan obvia, pero ¿por qué no dejar que los jugadores decidan sus propias reglas?”.

Y al final, eso es lo que importa: si sus creadores consideran que es trama, entonces depende de uno escoger amigos que sean tan éticos como para no elegir al enano maldito.

Seguir leyendo