*

Lesnar, Reigns y un inesperado final en un House Show que se salió de las manos

27 ABR 2018 / Wrestling

Lesnar, Reigns y un inesperado final en un House Show que se salió de las manos

La pelea por el título Universal de la WWE prometía traer el cambio que todo el mundo esperó para Wrestlemania, pero terminó sorprendiendo a todos.


Toda la parafernalia puesta por la WWE para promocionar el evento de Greatest Royal Rumble nos hicieron pensar que se trataba de un evento grande, donde cosas importantes podían pasar. Mal que mal, todos los campeonatos masculinos de la empresa estarían en juego, en la antesala de la gran batalla real de 50 hombres que le dio nombre a todo este evento.

Pero salvo el campeonato en pareja de RAW, que fue pasado como un mero trámite a la pareja de Matt Hardy y Bray Wyatt, el evento realizado en Arabia Saudita no parecía cambiar mucho el panorama de la empresa. Uno a uno, todos los campeonatos iban siendo defendidos por sus actuales campeones, lo que cada vez hacía más evidente para los fanáticos lo que de verdad estaba pasando: este evento convertido falsamente en un PPV, en realidad no era más que un house show sobrevalorado, que claramente se salió de las manos en escala y en expectativas.

Algo que quedó totalmente en evidencia en la esperada pelea de Roman Reigns vs. Brock Lesnar, la que todos los fanáticos de WWE pensaban que sería la verdadera razón por la que el evento estaba siendo televisado: que esta sería una especie de redención para Reigns, considerando su inesperada derrota en Wrestlemania. Los rumores incluso decían que Vince McMahon había elegido este evento para hacer ganar a Reigns por la mala recepción que había tenido El Perro en Wrestlemania.

Y en efecto, el público de Arabia Saudita se compró de manera completa la presentación de Reigns, dándole todos los aplausos con los que Vince McMahon sueña.

La pelea parecía ir bien para ambos. Lesnar había recibido cuatro lanzas, múltiples silletazos y además muchos puños del Superhombre. Pero fue la última lanza la que en vez de darle la victoria a Reigns, dejaría a todos los seguidores de la WWE con la boca abierta.

La lanza de Reigns rompió la jaula, Brock cayó antes que Roman y con eso logró defender su título.

Así, el ciclo del house show estaba completo. ¿Y quién nos devuelve las tres horas y media que tuvimos, pensando que este sería un evento relevante.

Te volviste a salir con la tuya Vince.

Seguir leyendo