*

Hackers de PUBG son arrestados y multados con 5 millones de dólares

30 ABR 2018 / Videojuegos

Hackers de PUBG son arrestados y multados con 5 millones de dólares

La banda de piratas digitales se dedicaba a hackear y vender programas para mejorar el rendimiento en el juego, además de instalar peligrosos virus.


Ser el juego más popular del mundo significa muchas veces estar en la mira de miles de hackers que buscan las mejores formas para poder hacer trampas y así ascender rápidamente en las tablas de posiciones. Eso es exactamente lo que está pasando con la comunidad de PUBG, la cual se está llenado de pequeños tramposos que finalmente arruinan la experiencia de quienes quieren jugar en serio.

Así es como Bluehole, el estudio detrás del juego, se ha mostrado activamente en contra de los hackers, llegando al punto de ayudar a la policía y hacer valer sus derechos cuando se encuentran los culpables. Y eso es precisamente lo que pasó en China, cuando las autoridades locales detuvieron a una banda de 15 hackers que desarrollaban y vendían programas creados para hacer trampa en PUBG. Junto con esto, los piratas digitales colocaban troyanos dentro de su software que luego eran usados para robar información del usuario. Es decir, los tramposos pagaban para que un grupo de ladrones chinos les robaran datos.

El hecho de cobrar por estos programas, además de la inclusión de software pirata, hizo que la multa para el grupo ascendiera, en primera instancia, al equivalente de 5 millones de dólares, lo que habla también de la popularidad y escala que tienen los programas de trampa dentro de estos juegos. El grupo también desarrollaba tiendas de aplicaciones donde podían adquirirse más programas hackeados, no sólo de PUBG.

Bluehole, quienes colaboraron con la investigación china, dicen que seguirán trabajando hasta asegurarse que PUBG sea un entorno libre de trampas para sus jugadores. Los 15 hackers en tanto, deberán esperar que la cena de la cárce, incluya pollo, para ver si podrán tener el ansiado Chicken Dinner.

Seguir leyendo