*

Hackers roban el registro de llamadas de varias compañías en un “intento de espionaje a gran escala”

25 JUN 2019 / Tecnología

Hackers roban el registro de llamadas de varias compañías en un “intento de espionaje a gran escala”

Los atacantes habrían apuntado a más de 20 personas alto rango militar o político y se cree que podrían estar respaldados por algún gobierno.


Desde TechCrunch informan que la firma de seguridad Cybereason destapó un “intento de espionaje a gran escala” que afectó a más de 10 proveedores de servicios celulares en todo el mundo. 

De acuerdo al medio, hackers que no han sido identificados robaron los registros de llamadas de más de 20 personas vulnerando al menos una decena de redes celulares en Europa, Asia, África y Oriente Medio.

Todos objetivos del ataque serían miembros gubernamentales o militares de alto rango, cuya información podría resultar bastante valiosa.

En ese sentido, la información obtenida en el ataque denominado “Operation Softcell” consiste en los registros de detalles de llamadas, que son los metadatos de cada llamada realizada desde un teléfono e incluyen horas, fechas y ubicaciones del dispositivo. Así, aunque el contenido de las llamadas no se encuentra comprometido, los metadatos por sí solos son información considerable.

De hecho, si un operador no está al tanto de que su red fue infiltrada, los hackers fácilmente pueden acceder a dicha información en tiempo real sin que los afectados sepan que sus datos están siendo comprometidos.

Según el reporte estos ataques se arrastran desde hace 7 años, sin embargo, recién fueron descubiertos el año pasado y aún siguen en curso.

Por ahora no hay claridad respecto a quienes son los responsables de  “Operation Softcell”, pero Cybereason especula que por su forma de operar y objetivos “hay una alta probabilidad” de que sean respaldados por algún gobierno; ya que la firma plantea que “podrían cerrar la red mañana” pero su foco estaría en el espionaje en lugar de la disrupción.

Por otra parte, Cybereason indica que las herramientas y las técnicas como el malware utilizado por los hackers parecían ser del “libro de APT 10”, un grupo hackers que se cree que es respaldado por China. Pero la firma toma cautela en la situación indicando que podría ser efectivamente APT 10 o “alguien que quiere salgamos al público y digamos que es (APT 10)”.

Hasta ahora ninguna red de Estados Unidos estaría afectada por esta situación pero, si se comprueba un eventual vínculo de los ataques con China, solo aumentarían las tensiones entre ambos países.

Seguir leyendo