*

Lo que deja el cameo secreto de la película de Han Solo

6 JUN 2018 / Cine

Lo que deja el cameo secreto de la película de Han Solo

El spinoff de Star Wars concreta el mayor puente entre las películas y los otros productos anexos de la saga, incluyendo a las series animadas y cómics.


A lo largo de la historia, y por mucho que existiesen cómics, series y libros del universo expandido, el consenso en torno a Star Wars es que, si algo no salía en las películas, en realidad no importaba mucho. Obvio, los fans más hardcore pondrán el grito el cielo ante esa afirmación, pues desde la maquinaría de Lucasfilm les han vendido históricamente que los anexos sí valen, pero lo cierto es que ese tipo de elementos adicionales de la saga nunca fueron planteados como algo clave para la experiencia del público general.

Todo eso cambió con Han Solo: Una Historia de Star Wars, ya que la película involucra un cameo que solo puede ser explicado por “extras” de la saga, que solo forman parte del canon gracias a las series animadas de televisión y los cómics. Si solo han visto las películas, y han estado desconectado de algunos elementos de la saga, probablemente quedarán descolocados ante la aparición de un personaje que se pensaba muerto desde el Episodio 1: La Amenaza Fantasma.

Spoilers a continuación.

En el último acto de la película, una vez que Qi’Ra (Emilia Clarke) se queda sola en la nave del villano Dryden Vos (Paul Bettany), esta demuestra sus verdaderos colores y, para seguir su propio camino de sobrevivencia, se contacta con la misteriosa y temible figura que está a la cabeza del conglomerado criminal conocido como Alba Escarlata.

Ahí, en la forma de un holograma, dicho líder es revelado como Darth Maul, el sith con el sable de luz de doble hoja que supuestamente pereció en el duelo contra Obi Wan Kenobi, luego que dicho jedi lograse derrotarlo en Naboo.

Aunque la aparición puede ser considerada como un mero gancho para los fans más hardcore, y descoloca al público general, lo cierto es que existe una explicación que da cuenta respecto a cómo es posible que Darth Maul pueda seguir vivo luego de las guerras clon y lidere un temible grupo criminal durante pleno apogeo del Imperio Galáctico.

La responsable de resucitar al sith fue la serie animada Clone Wars, que estableció que Maul logró sobrevivir con solo la mitad de su cuerpo, logrando subirse a una nave para exiliarse en el planeta Lotho Menor, ubicado en el Borde Exterior de la galaxia. Ahí obtuvo partas cibernéticas con forma de araña y prácticamente perdió la cordura debido a su sed de venganza, presentándose como alguien que habla de forma mucho más articulada que lo visto en La Amenaza Fantasma.

En el camino, la saga introdujo al hermano del villano – Savage Opress – y su madre – Talzin – quien le entrega nuevas piernas robóticas y lo recompone a una apariencia similar a la vista en la película de Han Solo. En la misma serie, Maul y Opress buscan instalarse como los verdaderos señores del Sith, no solo buscando la venganza contra Kenobi, sino que también hacer caer a Darth Sidious, quien sigue moviendo los hilos durante las guerras clon.

Asimismo, Maul comienza a liderar a la “Sombra Colectiva”, una organización que reúne a grupos como los Hutt y el Sindicato Pyke, ligándose directamente al bajo mundo criminal de la galaxia y situando al planeta Dathomir como su base de operaciones.

Claro que Palpatine destruye sus planes, asesina a la madre de Maul y la “Sombra Colectiva” es completamente diezmada por el ataque de la República, a pesar de que la organización criminal tuvo casi en jaque a los Separatistas con Dooku y el General Grievous al borde de la derrota. Maul, en tanto, sobrevive pese a la caída de sus planes.

Posteriormente, la serie Rebels volvió a recuperar a Darth Maul, quien sigue vivo aún después de que Darth Sidious se transforma en Emperador de la galaxia. Sin embargo, en medio de sus engaños en contra de Ezra Bridger, el foco de Maul es instalarlo como un peligro de corrupción para el joven aprendiz jedi, mientras que inevitablemente todo el camino los conduce a Tatooine.

El padawan, que tiene como objetivo lograr la asistencia de Obi Wan-Kenobi en la naciente rebelión contra el Imperio, termina siendo el gestor de que el señor del lado oscuro logre rastrear al maestro que lo humilló en el pasado. Y es ahí en donde se concreta el duelo definitivo que pone fin a la vida de Darth Maul en el canon de Star Wars, estableciendo un cierre de su historia con algo de esperanza, ya que tiene conocimiento de que Obi-Wan protege a alguien que podría hacer caer a Palpatine.

Han Solo: Una Historia de Star Wars se instala en medio de los sucesos de Clone Wars y Rebels, revelando que el villano posteriormente queda a la cabeza de esta nueva organización criminal llamada Alba Escarlata, manteniendo su base de operaciones en el planeta Dathomir, pues es ahí a donde termina convocando a Qi’ra.

Esa nueva relación establece a Maul como la clave, el eje criminal que podría llegar a marcar las futuras películas de Star Wars, ya sea en secuelas de Han Solo o en la ya anunciada película de Boba Fett.

En ese sentido, el co-guionista Jonathan Kasdan  sostuvo a Uproxx que Darth Maul fue parte del ADN de la película, ya que siempre lo definieron como un tipo que podía aterrorizar y tener bajo control a alguien como Dryden Vos.

Pero el director Ron Howard, en conversación con /Film, reveló que Darth Maul no estaba en el guión cuando se incorporó a la producción en junio de 2017, pues el líder del Alaba Escarlata era un personaje referido solo como “el jefe” mientras esperaban una definición final sobre su identidad. De ahí que Howard agregó que una vez que supo que Maul estaba siendo considerado para llenar ese vacío por Lawrence y Jonathan Kasdan, terminó llegando a la conclusión que el antiguo sith era la única opción posible para ese rol.

Diré que eso estaba escrito y había un montón de incertidumbre sobre qué personaje terminaría siendo, así es que inicialmente fue escrito en una forma genérica. Solo decía que era un jefe. Cuando llegué, asumí que sabían quién sería ese personaje y solo estaban guardando el secreto. Pero no era así. Maul estaba en la lista de candidatos y presioné duro para que así fuese. Pensé que era algo que tenía mucho sentido“, agregó Ron Howard.

Más allá de que tenga o no sentido, la inclusión de Darth Maul no solo es la recuperación del personaje, sino que también es el puente más directo entre las series animadas con las películas, marcando el mayor compromiso multiplataforma con el canon.

Lo que vemos en series animadas o leemos en cómics ya no son un mero extra para seguir consumiendo sobre Star Wars en la espera entre estreno de películas. Aunque previamente existió un personaje como Saw Gerrera, hay que considerar que podíamos ver Rogue One sin depender de sus apariciones en las series animadas.

El caso de Maul no es así y eso es lo más relevante de su inclusión, pues también invita a profundizar más sobre el personaje a partir de lo que ha hecho Marvel Comics con sus miniseries centradas en el villano del sable de luz de doble hoja, incluyendo a la historieta de ‘Star Wars: Darth Maul – Son of Dathomir‘.

Y claro, también sigue permitiendo que toda película de Star Wars siga manteniendo algún momento con un sable de luz en pantalla.

Seguir leyendo