*

Hans Zimmer tiene que venir a Chile

17 ABR 2017 / Cine

Hans Zimmer tiene que venir a Chile

El compositor fue parte de Coachella, presentando una muestra del show en vivo que actualmente lo tiene en una gira por el mundo.

Este fin de semana se desarrolló una nueva edición del Festival Coachella. Pero aún cuando los atractivos principales estaban en la participación de Radiohead, Lady Gaga o Kendrick Lamar, solo hubo una presentación que captó mi atención: la del compositor Hans Zimmer y su orquesta. Se trató de un espectacular show.

Aunque en su tour ha dado muestras de sus más recientes trabajos, que incluyen a Batman v. Superman o Interstellar, sus presentaciones en vivo también dan cuenta de la música que realizó para películas como La Delgada Línea Roja o Rain Man. Y su show en Coachella fue una muestra del tour que el músico está llevando a cabo en diferentes escenarios alrededor del mundo.

Todo comenzó con Inception, haciendo gala de grandes temas del soundtrack de esa película como “Dream Is Collapsing” y “Mombasa“. Las mismas que dan cuenta de la innovación de un compositor que generalmente es llevado al campo del cliché por algunos de sus críticos, quienes lo tildan como “el músico de los BRMMMM” por el tradicional sonido que marca a la música de la película dirigida por Christopher Nolan. Pero Zimmer es mucho más.

Su presentación, marcada por el trabajo soberbio del equipo de cuerdas y percusiones que caracterizan las obras del compositor, también hizo gala de la música reconocidamente masiva de Piratas del Caribe y también de la película que le dio un Premio Oscar: El Rey León. Por mucho que más recordemos las canciones, las composiciones de ese clásico animado de Disney son realmente soberbias.

En la jornada también se concretaron cuatro de los temas épicos de Gladiador, incluyendo el gran cierre de “Now We Are Free“, dejando para el final un trío proveniente de la trilogía de The Dark Knight, incluyendo a “Why So Serious?”. Y para sorprender al público, también se dio pie a Pharrell Williams para una presentación especial de“Freedom”.

Lo más llamativo de este show es que Zimmer no se encargó solo de conducir su música, pues también se dio el tiempo para moverse entre el piano, bajo y guitarra. Lo hizo instalándose en pleno escenario para fundirse con su equipo en un trabajo musical que merece ser visto en vivo.

Si en el pasado han visitado suelo chileno compositores como Philip Glass,  Tan Dun (El Tigre y el Dragón) o Ennio Morricone, con shows masivos que han marcado a Chile, uno puede perfectamente soñar con que algún día el Live Tour de Zimmer se de una vuelta por Sudamérica.

Seguir leyendo