*

Esta es la referencia más ñoña que podrás encontrar en The Last Jedi

18 DIC 2017 / Cine

Esta es la referencia más ñoña que podrás encontrar en The Last Jedi

Rian Johnson confirmó que la última cinta de Star Wars posee un homenaje a Hardware Wars, una parodia del film original lanzada hace 39 años


En 1978, el realizador Ernie Fosselius lanzó un hilarante cortometraje llamado Hardware Wars, un homenaje de bajísimo presupuesto a la original Guerra de las Galaxias titulado Hardware Wars, por el hecho de que gran parte de su escenografía y elementos fueron realizados con elementos caseros. Los sables de luz eran linternas y las naves, planchas y tostadoras voladoras. Un corto que gracias a la magia de YouTube puedes revivir en este momento si es que no lo has visto.

Nada hacía presagiar que, 39 años más tarde, esta parodia tendría una escena de homenaje dentro de una de las películas canónicas de la saga de Star Wars. Así es como lo confirmó el propio Rian Johnson en una entrevista en el sitio Uproxx. Los detalles de este pequeño cameo, luego de esta pequeña pero siempre importante alarma de spoiler.

Cerca del fin del segundo acto de la película, cuando Finn y Rose se infiltran en un Star Destroyer para intentar sabotear su sistema de rastreo. Cuando ingresan a la nave, una toma muestra como una nave, que se parece mucho a una plancha, está llegando a la plataforma de aterrizaje, tras lo cual la cámara hace un zoom out para mostrar que se trataba efectivamente de una plancha, y que el sitio no era más que un lugar donde los miembros de la Resistencia robaron los uniformes para hacerse pasar por sus enemigos.

Consultado por Uproxx, Johnson dijo que poder colocar una referencia a una parodia de la franquicia demuestra qué tanta libertad tuvo para manejar el proyecto, alejado de la idea que tienen los fanáticos de que todo en el set de filmación es dominado por Disney. Johnson inclusó convenció a John Williams para hacer una música especial para la escena y lograr el efecto cómico.

Así que ahí está la explicación sobre la comentada escena de las planchas robóticas, una de las más extrañas de la película y sin duda la referencia más ñoña que Rian Johnson logró introducir en su relato.

Seguir leyendo