*

Hasbro patentó el olor de Play-Doh

19 MAY 2018 / Actualidad

Hasbro patentó el olor de Play-Doh

El característico aroma de las masas con que jugabas en tu infancia ahora es propiedad registrada de la compañía.


Muchos recordarán el aroma de las masas Play-Doh como parte de su infancia, de esas largas tardes jugando a crear todas las formas imaginables con las maleables masitas de colores. Bueno, ahora ese olor que vive en tus recuerdos es una propiedad registrada de Hasbro.

Así es, la compañía dueña de gran parte de los juguetes que marcaron tu niñez decidió registrar en la United States Patent and Trademark Office el olor de Play-Doh, para que nadie nunca intente plagiarlo sin pagar las consecuencias.

Pero ¿Cómo se patenta un olor? el proceso en la teoría es sencillo: la compañía debe describir el olor, justificar que el aroma no tiene otros usos aparte de ser una característica asociada inexorablemente a la marca y enviar esa información a la United States Patent and Trademark Office, entidad dará el visto bueno o no al registro.

Según consigna Hasbro en su página web, en ese proceso la empresa describió oficialmente el olor a Play-Doh como “un aroma único formado por la combinación de una fragancia dulce ligeramente almizclada, una fragancia similar a la vainilla con ligeros matices de cereza y el olor natural de una masa salada a base de trigo”. Aunque para muchos simplemente es el olor de su infancia.

Dicha solicitud, que además detallaba que el aroma de las masas no había sufrido grandes cambios desde su creación en 1956, fue aprobada por la United States Patent and Trademark Office y ahora el olor a Play-Doh es propiedad registrada de Hasbro.

El hecho de patentar una aroma parece simplemente una demostración del poder de Hasbro, pero el vicepresidente senior de marketing global de Play-Doh,  Jonathan Berkowitz, asegura en la declaración de la empresa que “al patentar oficialmente el aroma icónico, podemos proteger un punto de conexión invaluable entre la marca y los fanáticos por los años venideros”.

De todas maneras es difícil imaginar que alguien decida ocupar específicamente el olor de las masas de la compañía en otros productos que no sean masas de las mismas características, sobre las que la compañía ya poseía derechos de propiedad.

Este no es el primer movimiento de Play-Doh enfocado exclusivamente en el aroma de sus productos, ya que con motivo del 50 aniversario de su creación celebrado en 2006, la empresa lanzó una colonia con el olor a Play-Doh.

 

La colonia de edición limitada está disponible actualmente en Demeter, una librería de fragancias estadounidense, que describe el producto como una fragancia destinada a “personas altamente creativas que buscan aroma caprichoso que les recuerde su infancia”.

Pese a lo extraño que resulta el registro del aroma de Play-Doh no es un caso aislado, anteriormente la United States Patent and Trademark Office había registrado la propiedad de algunas empresas sobre el aroma a frutilla de un cepillo de dientes, el olor a piña colada en ukeleles y el olor a coco en una tienda de sandalias.

 

 

 

Seguir leyendo