*

Hayao Miyazaki influenció a ‘Isle Of Dogs’, lo nuevo de Wes Anderson

15 FEB 2018 / Cine

Hayao Miyazaki influenció a ‘Isle Of Dogs’, lo nuevo de Wes Anderson

Este año el director volverá a la animación stop-motion tras concretar la historia del Fantástico Mr. Fox.


Este año, Wes Anderson volverá al campo de la animación con lo que será ‘Isle of Dogs’, una nueva propuesta de animación stop-motion fuertemente influenciada por el trabajo del celebre animador japonés, y creador del estudio Ghibli, Hayao Miyazaki.

Con Jason Schwartzman y Roman Coppola comenzamos este proyecto queriendo hacer una película sobre algunos perros abandonados en un basurero, un grupo de perros que viven en la basura, pero también habíamos hablado sobre querer hacer algo en Japón, sobre Japón, relacionado a nuestro amor por el cine japonés, especialmente Kurosawa”, afirmó Anderson en el marco de la presentación de la película en el Festival de Cine de Berlín.

“Esta historia podría haber ocurrido en cualquier lugar, pero tomó forma cuando nos dimos cuenta que debía suceder en una versión de fantasía de Japón“, explicó

Comenzamos con los perros. Cómo tomábamos esta historia que queríamos contar y buscar hacia dónde nos llevaría. ¿Qué quieren los perros? Cuando trabajas en un guión, no necesariamente tienes todos en la cabeza. Comienzas a reunir cosas y buscar lo que será la pelicula“, agregó en la conferencia de prensa en Alemania según consta en Indiewire.

Wes Anderson explicó que se interesó en la animación japonesa en el momento en que comenzó a trabajar en El Fantástico Mr. Fox, ya que previamene no era alguien muy interesado en la animación. “En esta hay dos directores que son nuestra inspiración: Kurosawa y Miyazaki, este último en el detalle y los silencios”, explicó Anderson.

“Con Miyazaki, entiendes a la naturaleza y los momentos de paz, una especie de ritmo que no está en la tradición de animación de Estados Unidos. Eso nos inspiró mucho. Había ocasiones en las que estaba trabajando con el compositor Alexandre Desplat y nos encontramos en muchos lugares en donde teníamos que dar macha atrás en lo que hacíamos musicalmente porque la película quería ser tranquila. Eso vino de Miyazaki“, recalcó el director.

Seguir leyendo