*

Las tensiones internas habrían afectado la producción del reinicio de Hellboy

11 ABR 2019 / Cine

Las tensiones internas habrían afectado la producción del reinicio de Hellboy

Un reporte indica que el director de la película, Neil Marshall, se vio involucrado en una larga disputa con los productores Lawrence Gordon y Lloyd Levin.


Este jueves finalmente se estrenó el reinicio de Hellboy. Sin embargo, antes de que la mayoría de las personas tenga la oportunidad de ver la película, la adaptación protagonizada por David Harbour ya está en el foco de la polémica.

Siguiendo el bajo porcentaje de aprobación a la película registrado en Rotten Tomatoes, el sitio The Wrap dio a conocer un reporte sobre las tensiones internas habrían afectado la producción del reinicio de Hellboy.

De acuerdo al medio, el desarrollo de la película basada en el personaje creado por Mike Mignola habría estado marcado por los problemas entre el director Neil Marshall y los productores Lawrence Gordon y Lloyd Levin.

Estos conflictos habrían comenzado cuando Gordon y Levin despidieron al director de fotografía Sam McCurdy, quien había colaborado con Marshall en producciones como el episodio “Blackwater” de Game of Thrones.

Según las fuentes que conversaron con The Wrap, McCurdy habría sido desvinculado de Hellboy por Gordon y Levin para “mandarle un mensaje” a  Marshall, indicando que, pese a que él era el director de la película, no estaba a cargo.

El abogado de Levin, Martin Singer, desmintió estas acusaciones al medio señalando que “si bien mi cliente no comentará por qué Sam McCurdy fue despedido, ya que se trata de un asunto privado, deben saber que fue una decisión grupal y que no tuvo absolutamente nada que ver con que el Sr. Levin supuestamente le envió algún tipo de ‘mensaje’ a Neil Marshall”.

Pero el reporte de The Wrap no termina allí. El sitio añade que durante la producción del reinicio otras situaciones provocaron tensión entre el equipo, más allá del reemplazo de McCurdy como director de fotografía.

Ante todo, tres fuentes le habrían indicado al medio que “Levin interrumpía a Marshall frecuentemente frente al equipo mientras Marshall intentaba ensayar con los actores, a veces dándoles direcciones diferentes a las del director”.

Por otra parte, dos personas involucradas en el desarrollo de la película contaron que “Harbour repetidamente se iba del set, rechazando las solicitudes de Marshall para hacer más tomas”.

Otras personas que dieron su testimonio al sitio dijeron que “el guión de la película fue reescrito durante la producción”, indicando que este proceso involucró a Harbour e Ian McShane.

Finalmente, el report  revela que una fuente “describió una prolongada disputa sobre un árbol surrealista que ocupa un lugar destacado en la película. Marshall quería un árbol de aspecto realista y asimétrico. Pero la fuente dijo que Levin lo ignoró, insistiendo en un árbol simétrico”.

El artículo añade que, pese a que Hellboy se filmó con el árbol simétrico, “en la post-producción, el árbol volvió a ser asimétrico”.

Martin Singer, el abogado de Levin , desmintió todas esas acusaciones señalando que ” David Harbour dio todo lo que se le pidió y más durante la filmación” y que los cambios en el guión o la forma del árbol son parte del proceso de desarrollo tradicional de película.

The Wrap destaca que McCurdy, Gordon, McShane y Harbour no emitieron comentarios respecto a su reporte. Mientras que Marshall simplemente respondió declinando a ahondar en el tema.

Si bien Hellboy consiguió llegar a los cines pese a estos problemas, la versión que actualmente se encuentra en exhibición fue determinada por los productores, ya que luego de que Marshall  entregara su corte estos tomaron el control sobre la película. Un hecho que el abogado de Levin admite: “A Marshall nunca le habían prometido un corte final en la película”, dijo Singer.

El reinicio de Hellboy ya se está presentando en cines.

Seguir leyendo