*

El complejo proceso necesario para remover el bigote de Henry Cavill

31 JUL 2017 / Cine

El complejo proceso necesario para remover el bigote de Henry Cavill

Dependiendo de la técnica utilizada y de la complejidad de las tomas, un clip de un minuto puede tardar hasta 6 semanas de procesamiento


Ya sabemos que las refilmaciones de Justice League han contado con un enemigo inesperado para los estudios Warner: el bigote que Henry Cavill, quien da vida a Superman, tiene que lucir por estar filmando la nueva entrega de Misión Imposible, papel que requiere el mostacho en la cara del actor y que por contrato no puede afeitarse.

Así que el estudio deberá recurrir a una suerte de afeitadora digital, un estudio de efectos especiales que altere el rostro de Cavill para que su bigote no aparezca en escena. Si los equipos de efectos especiales son capaces de hacernos creer que existen los sables láser o que Godzilla puede destruir una ciudad ¿cómo no van a poder afeitar a un actor?

Business Insider conversó con The Mill, una empresa de efectos digitales, quienes explicaron con detalles el proceso que deberá pasar para que el rostro de Cavill se vea limpio y sin vellos.

Lo primero que dejan en claro, es que este tipo de ediciones son en realidad bastante comunes, por ejemplo para comerciales en donde se quiere alterar la apariencia de una estrella o modelo, o incluso, para editar piezas que tengan que ser distribuidas en diferentes mercados con distintos gustos.

¿Y qué tan difícil es? El proceso depende directamente de la cantidad de movimiento que tenga el personaje. En un plano 2D, es decir, con el actor mirando de frente a la cámara y sin voltearse, el proceso es bastante sencillo, ya que se utilizan gradientes de colores que se vean lo suficientemente realistas.

El problema es cuando la escena requiere que el actor se mueva o gire su cabeza, ya que ahí se requieren técnicas tridimensionales para poder tomar en cuenta las perspectivas de las tomas. La remoción tridimensional implica la recreación de un modelo 3D del rostro del actor y luego superponerlo sobre el rostro real, con un tono de piel que se asemeje a la humana y que se vea convincente entre las condiciones de luz.

Por suerte el bigote de Cavill no produce sobra ni interfiere con los labios del actor, porque de lo contrario, habría que incluso reanimar la boca.

Este proceso. como deben imaginar, tarda bastante. ¿Cuánto? Unas 6 semanas solo para hacer un clip de un minuto y 25 semanas si la cantidad total de escenas es de 5 minutos. Una de las ventajas, eso si, con las que cuenta Warner, es que probablemente ya cuentan con un modelo 3D del rostro de Cavill para usar en las escenas con CGI, lo cual no solo baja el costo del proceso, sino que también el tiempo que tomaría completarlo.

Seguir leyendo