*

La guerra que hace tambalear al Hentai en Estados Unidos

9 JUL 2019 / Anime

La guerra que hace tambalear al Hentai en Estados Unidos

El creador de Hentai Haven y Fakku están enfrascados en una disputa que tiene como foco a una de las plataformas más populares de anime porno en ese país.


Constantemente los sitios web de distintos ámbitos disputan las mejores posiciones en los resultados de búsqueda de un término específico, y el Hentai no es la excepción. Por años Hentai Haven se ha posicionado como una de las principales páginas del anime porno gratuito en Estados Unidos. Una situación que motivó a su competidor, Fakku, a adquirir la plataforma en diciembre del año pasado.

Sin embargo, el acuerdo que fue presentado como una alternativa para legitimar la apuesta marcada por el material pirata de Hentai Haven, terminó por desatar un conflicto que hoy pone en duda el futuro de esa página.

De acuerdo a un nuevo reportaje de Kotaku, en 2016, el fundador de Hentai Haven, un sujeto conocido como Papa HH, se contactó con el dueño de Fakku, Jacob Grady, con la aspiración de crear un servicio de suscripción para ese mercado en Estados Unidos. Algo así como un Netflix del Hentai.

Para concretar esa hipotética alianza, Hentai Haven tenía que legalizar su contenido y comenzar a pagarle a los autores por su trabajo. Si bien ese no era el modo de operar de la página, tampoco resultaba imposible. Después de todo, en 2015 Fakku había realizado lo mismo con su servicio que, pese a ser reconocido por los cómics hentai, también ha incursionado en el terreno de los videos.

No obstante, Hentai Haven nunca realizó esa transición y, en medio de las medidas legales de Japón contra distintos tipos de contenidos pirata, a fines de 2018 su creador optó por un acuerdo que aparentemente haría las cosas más fáciles.

Kotaku cuenta que el año pasado “Grady se habría enterado de que el sitio de Papa HH podría estar enfrentando algunas amenazas legales por su infracción a los derechos de autor” y quiso proponer una solución que además beneficiaría su propio negocio: tomar el control de Hentai Haven.

En ese escenario, Papa HH habría considerado inminentes las consecuencias del contenido pirata ofrecido en su sitio y se habría mostrado dispuesto a negociar.

“HH (Hentai Haven) es un callejón sin salida y ya terminé con eso”, señaló Papa HH a Grady vía Discord en agosto de 2018. “He llegado a la cima, pero no hay a dónde ir desde aquí. Necesito algo más en lo que centrarme. Algo de fiar. Algo que pueda construir y aplastar todo a su paso. Y hacerlo con Fakku sería un trato dulce”.

Así, luego de publicar un mensaje que aparentemente apuntaba al fin del sitio en su página principal y retrasar las conversaciones citando solicitudes de La Ley de Derechos de Autor de la Era Digital (DMCA); en diciembre de 2018 Papa HH transfirió Hentai Haven y sus cuentas asociadas a Fakku. Todo a cambio de quedar libre de cualquier responsabilidad legal.

Dicho acuerdo aparentemente fue confirmado por un tweet en la cuenta de Hentai Haven el 26 de diciembre. Pero contrario al panorama de apoyo que planteaba esa imagen, las cosas solo se complicaron a partir de ese punto.

Después del acuerdo, Hentai Haven no volvió a funcionar normalmente por 5 meses y recién el pasado 7 de julio Papá HH retomó brevemente el control del sitio y publicó un mensaje al respecto.

“Fakku se ha hecho cargo completamente y me ha echado”, señaló Papa HH. “Demonios, dejaron de hablarme tan pronto como entregué el sitio web y las credenciales de las redes sociales…Cuando Fakku me contó (convenientemente) acerca de algunos problemas legales que se presentaron y ofreció rescatarme el año pasado, me sentí eufórico. Todavía lo estoy de hecho. Pero si hubiera sabido que me habría costado todo mi sitio web, mi bebé, lo habría hecho por mi cuenta”.

En los mensajes revisados por Kotaku, Papa HH le preguntó repetidamente a Grady sobre el estado de Hentai Haven tras el traspaso, sin embargo, Grady tardó un mes en responder y cuando lo hizo señaló que “no había trabajo que hacer en ese momento”.

En ese panorama la publicación de Papa HH desató la furia de una parte de la comunidad hentai que no tardó en arremeter contra Fakku, amenazando a algunos de sus trabajadores y acusando a Grady de tomar el control de Hentai Haven solo para lucrar.

Grady respondió a estos comentarios señalando que no estaría ganando dinero con el sitio, pero también reconoció que tal vez había cometido un error al exagerar la amenaza de la DMCA contra Papa HH, lo que puede haberlo llevado a abandonar el sitio. Sin embargo, justifica esto argumentado que de igual manera el plan de su compañía era destronar a Hentai Haven de este mercado en Estos Unidos.

“Creo que tomar una propiedad como Hentai Haven, como hicimos con Fakku, y decir: ‘Aquí hay una opción para apoyar a los creadores oficiales’ es una muy buena estrategia. O lo pensaba hasta ayer”, sentenció Grady.

Por ahora, Hentai Haven sigue operando con su modelo antiguo- gratuito y con contenido pirata- pero con aspiraciones de cambiar a algo distinto. Por su parte Papa HH advirtió a quienes quieran seguir el ejemplo de su ex-página que este no es el mejor camino.

“Diría esto a otros sitios de piratería: busquen formas de legitimar su negocio lo antes posible”, comentó Papa HH. “Soy uno de los pocos afortunados que salieron y no fueron demandados. Pero no tendrán suerte para siempre. Japón va a tomar medidas más duras que nunca con el transcurso de los meses. Renuncien mientras todavía puedan e inviertan su dinero en algo legítimo”.

Hentai Haven es uno de los sitios de pornografía de anime más populares en Estados Unidos y pese a que su contenido no está licenciado y cuenta con subtítulos realizados por los fanáticos, en su punto de mayor fama alcanzó a tener 2.5 millones de usuarios diarios.

Seguir leyendo