*

Un amor violento: La historia de Johnny Cage y Sonya Blade

28 MAY 2018 / Nostalgia Pop

Un amor violento: La historia de Johnny Cage y Sonya Blade

Entre medio de sangre, fatalities y violencia, el amor en Mortal Kombat triunfa de la mano de una pareja dispareja: un actor y una agente especial.


En la vida y en el amor, a veces las segundas oportunidades son las más importantes. Saber esperar y saber perdonar puede llevarnos finalmente a conseguir todos los objetivos que hemos soñado. Una prueba de esto es la historia que unió a Johnny Cage y Sonya Blade, dos de los personajes más queridos e icónicos de la saga de Mortal Kombat. Una relación que demuestra que en un mundo de sangre, violencia y fatalities, el amor también puede surgir.

Pero nadie dijo que sería fácil. Mucha sangre pasó bajo el puente antes de que los dos corazones pudieran encontrarse, y no me refiero gracias al fatality de Kano. Esta es la historia de como las almas gemelas trascienden viajes temporales, venganzas y traiciones.

Round 1

Las vidas de Sonya Blade y Johnny Cage no podían ser más diferentes. Ella, una soldado de una agencia especial encargada de investigar un misterioso reino llamado Outer World. Él, un actor caído en desgracia que buscaba una segunda oportunidad. Ambos se unieron al primer torneo de Mortal Kombat con diferentes objetivos: ella se encontraba persiguiendo a Kano, miembro de la peligrosa organización de Black Dragon. Johnny Cage, quería ganar el torneo para levantar su carrera.

Ambos están presentes desde el primer Mortal Kombat, pero como se puede ver, están en extremos opuestos. A pesar de que a Cage le gustó Sonya desde el primer minuto que la vio, para ella su misión era mucho más importante, porque lo que ella no dudaba en hacerle un Friendship cada vez que podía.

Finalmente es Liu Kang quien gana el torneo, Johnny Cage logra demostrar que su habilidad no son solo efectos especiales, y con ello vuelve a ser famoso, pero Sonya Blade no corre la misma suerte: es capturada junto con Kano justo al momento en que ella lo atrapa por Shao Kahn, como una trampa para poder atraer a los guerreros de la Tierra al Outer World en lo que sería la segunda encarnación del Combate Mortal.

Esta sería el fin de la relación entre Cage y Blade. Si bien Cage llega al torneo gracias a Raiden y Liu Kang, su misión no es la de intentar salvar a Sonya sino que ayudar a vencer a Shao Khan. Quien llega a recatar a la damisela en apuros es Jax Briggs, el compañero de escuadrón de Sonya, quien finalmente la libera, pero también a Kano, quien nuevamente logra escapar. Por su lado, Liu Kang junto a Cage, Kung Lao y Raiden, logran derrotar a Shao Kahn, aunque tal vez era demasiado tarde, ya que la invasión al planeta Tierra ya comenzaba a tomar efecto.

Quizás fue este momento clave el que determinó la separación inicial entre Cage y Blade. Mientras la soldado comenzaba a organizar las defensas junto a Jax en la Tierra, Johnny Cage terminó siendo atrapado por el Outer World y asesinado por Motaro. Por eso es que no sale en Mortal Kombat 3 (y no porque Daniel Pesina haya formado parte de la campaña de un juego de la competencia, cómo se les ocurre).

A partir de ese momento, Sonya estaba muy ocupada salvando a la Tierra y Cage, muy ocupado muriendo y reviviendo más veces que Jesus. Johnny Cage fue asesinado en tres ocasiones (cuatro, incluyendo cuando muere en la segunda película de MK) y su última muerte también significó la de Sonya Blade, cuando el actor empuja a Sonya hacia abajo de al pirámide, solo para luego morir decapitado. Karma instantáneo.

Round 2

Pero por suerte, la vida siempre nos da segundas oportunidades y, en este casi, una segunda línea de tiempo.

Con los acontecimientos de Mortal Kombat 9, todo el universo de la serie se resetea y vuelve a cero, comenzando nuevamente con el torneo original, en donde Raiden busca hacer los cambios necesarios para evitar el fin de todos los tiempos. Y uno de los cambios necesario para esto, parece ser, es el romance entre Johnny Cage y Sonya Blade.

El Johnny Cage de este universo es aun más despistado, ególatra y machista que cuando lo conocemos. De hecho, en su primer encuentro con la soldado, le lanza toda la caballeriza del opresor: la trata de “damisela en apuros”, de “baby” y otro montón de piropos no solicitados, lo que lleva a una pelea que termina ganando Cage. Pero finalmente, luego de compatir juntos a Kano, ambos se apoyan, y se animan en esta lucha desigual, lo que a la larga  se convertiría en un vínculo que los uniría para siempre.

De hecho, varias peleas y fatalities más adelante, los únicos sobrevivientes a la crisis que se desata al final del juego fueron Raiden, Johnny Cage y Sonya Blade. Raiden, siendo un Dios, tenía que seguir con sus labores inmortales, así que todo quedó listo para que Cage y Blade se unieran, no sólo para salvar al planeta sino que sus vidas amorosas.

25 años más tarde llega Mortal Kombat X, donde vemos el fruto de la relación entre ambos: Cassandra Cage, una hábil peleadora que mezcla lo mejor de las técnicas de combate de su padre y de su madres, quienes ya están divorciados, pero que en este juego se muestran algo unidos luego de que ambos tengan que salvarse el pellejo. Cassie Cage es sin duda la representación de que el amor, con el paso del tiempo lo puede todo, y que gracias a esta bella pareja es que pudimos conocer finalmente el fatality selfie.

Con Mortal Kombat 11 a la vuelta de la esquina, como dicen los rumores, podremos ver como sigue esta relación, la que podría finalmente lograr la paz, o, como ya pasó anteriormente, nuevamente verse marcada por la muerte.

Seguir leyendo