*

Hong Kong 97, el juego más extraño de Super Famicom

31 MAY 2018 / Videojuegos

Hong Kong 97, el juego más extraño de Super Famicom

Bruce Lee, Jackie Chan, una música agotadora y tener como misión "acabar con 1200 millones de comunistas feos". Para algunos, un juego de mal gusto. Para otros, material de culto. En Mouse te contamos su historia.


En las películas, música y videojuegos, como en tantas otras cosas en la vida, hay productos que nos parecen malos y no hay caso en que nos puedan gustar. Sin embargo con la llegada de Internet hemos redefinido los conceptos de lo que es de baja calidad.

De ahí que, por recomendaciones de amigos principalmente, en Mouse dimos con Hong Kong 97, uno de los videojuegos más extraños de la historia.

Desarrollado en Japón por HappySoft Inc para Super Famicom en 1995, Hong Kong 97 tiene tantos elementos particulares que deja una sensación de confusión respecto de cómo uno tendría que evaluarlo: si como una humorada por lo ridículo de su presentación; como algo de mal gusto por la misma presentación sumado a imágenes de cadáveres; o como material de culto respecto de los intentos por crear productos fuera de la industria.

Jackie Chan como “Chin”.

El uso sin permiso de imágenes de actores como Jackie Chan y Bruce Lee, un agotador loop de música que dura cinco segundos, el eje histórico anticomunista en el cual se sitúa, pésimas mecánicas, entre otros aspectos, hacen de este un título bastante particular. Acá lo repasamos ?

El retorcido argumento ?

La historia de Hong Kong 97 suele ser algo chocante y ridícula apenas comienza el juego. Por ello, en Mouse decidimos colocarla textual:

“Llega el año 1997. Una oleada de malditos feos comunistas están corriendo desde tierra firme. ¡Los índices de criminalidad están por las nubes! ¡Hong Kong está arruinado! Por esto, el gobernador de Hong Kong llamó al pariente de Bruce Lee, Chin, para masacrar a los rojos. Chin es una máquina asesina. ¡Elimina a los 1200 millones* de rojos comunistas! Eso sí, ¡en China se realizaba un proyecto secreto! ¡Un proyecto para transformar al fallecido Tong Shau Ping en una arma definitiva!”

Uno de los momentos de mal gusto de Hong Kong 97 es el uso de imágenes reales de personas muertas, como puede verse de fondo.

*Originalmente el juego tiene en su texto “1.2 billon”, término que en español es equivalente a mil millones

Cabe destacar que la cifra de 1200 millones corresponde a la población total de China en 1995.

La desagradable jugabilidad ?

Tras pasar por la presentación del argumento de Hong Kong 97 (que no puede omitirse), aparece nuestro protagonista, Chin, en la zona inferior de la pantalla, mientras los “1200 millones de rojos comunistas” descienden para atacarte. Por la disposición de los elementos en escena, el juego tiene matices de Galaxian y Galaga, pero con enemigos más directos al momento de atacar y con mecánicas paupérrimas.

Mientras Chin intenta llevar a cabo su misión, el fondo de la pantalla cambiaba en imágenes como el logo de Coca-Cola o el rostro de Mao Zedong. Tras sortear a cierta cantidad de enemigos, aparece la cabeza gigante de Tong Shau Ping, personaje basado en Deng Xiaoping, fallecido exlíder de la República Popular China.

Mao observa tus pasos.

Al recibir un impacto en el juego, “perdemos una vida” inmediatamente y el juego termina, llevándonos a una pantalla de game over bastante desagradable, más que su jugabilidad: una foto de un video en VHS que muestra a un cadáver con impactos de bala.

Y de eso se trata el juego. No tiene nada más que ofrecer, aunque en pocos minutos entrega elementos impensados en un producto para una consola de Nintendo.

Por si no bastaba todo esto para quedar desencajado con el título, hay un punto que empuja a la saturación mental: su música. Hong Kong 97 toma un extracto de cinco-seis segundos de una canción china llamada “I Love Beijing Tiananmen”, la que se repite sin parar, sin importar si la partida termina, tomando desde los 52 a los 58 segundos aproximadamente. La sensación de hartazgo aumenta, ya que no tiene efectos de sonido.

¿A quién se le ocurrió esto? ?

Pese a que el título sólo se vendió en Japón, la llegada de los emuladores y roms facilitó la difusión de Hong Kong 97. Sin embargo, al ser un título muy experimental, existía muy poca información de quienes estaban detrás de HappySoft Inc (que, dicho sea de paso, no creó más videojuegos).

A medida que aumentaba la popularidad del juego, algunos cibernautas lograron dar con la identidad de quien estuvo tras este título, encontrando específicamente su perfil en Facebook: el japonés Yoshihisa Kurosawa, quien, debido a la gran cantidad de preguntas que le llegaban a su perfil sobre Hong Kong 97, decidió contar su historia a South China Morning Post.

“Mi meta era crear el peor juego posible”, afirmó Kurosawa. “Tenía la idea de crear un juego barato y vulgar que se burlara de la industria. Con la aparición de las copiadoras de videojuegos tuve la oportunidad. Con una de ellas, puedes crear juegos y distribuirlos sin tener el permiso de Nintendo”, complementó.

Yoshihisa Kurosawa, creador de Hong Kong 97. Créditos de la imagen: South China Morning Post.

Según Kurosawa, el trabajo lo realizó junto a un trabajador de Enix (actualmente Square Enix), pero que debido al poco tiempo disponible de este último el desarrollo fue somero, afirmando que el juego como se conoce solo es “la décima parte de lo que pretendía realizar”.

“El objetivo era simplemente crear un juego vulgar y pensé que sería más divertido para el juego ser un fracaso. Pero honestamente, solo deseo que la gente pueda olvidar el juego de una vez por todas”, concluye el hombre tras HappySoft Inc.

¿Quieres comprobar todo lo que te hemos dicho? Acá puedes jugar Hong Kong 97. Cuéntanos tu experiencia en los comentarios.

Seguir leyendo