*

HP ya no quiere hacer computadores solo para jugar, sino que para ganar

20 JUN 2019 / Tecnología

HP ya no quiere hacer computadores solo para jugar, sino que para ganar

La compañía líder en venta de computadores ha encontrado en el mundo gamer un segmento ideal para mostrar su innovación y seguir creciendo


Desde hace ya una década, con la irrupción de los teléfonos inteligentes y las tablets, se viene pronosticando cada vez con más fuerza la muerte del computador, el formato que desde la revolución de Silicon Valley nos ha tenido interactuando -en diferentes formas, tamaños y colores- con una pantalla a través de un teclado y un ratón.

Pero lo cierto es que, pese a todo análisis, el PC sigue manteniéndose a flote gracias, en parte, a que los fabricantes han tenido que hallar la forma de mantenerse relevantes e innovadores.

Es cosa de ver el propio mercado chileno. Durante 2018 se vendieron en total 1.300.000 millones de computadores, con un millón de esas ventas correspondiendo al formato que aun perdura en nuestros hogares y oficinas: el notebook.

Y el 43% de esas ventas, en Chile, corresponden a HP, compañía que adelantó parte del portafolio de equipos que traerán dentro de los próximos meses para seguir asegurando ese liderazgo. Y el segmento gamer es, sin duda un pilar fundamental para mantener esta posición.

En Chile, el gaming representa el 20% del negocio de la marca, y en parte, es por saber entregar productos a todo tipo de jugadores. Junto a la marca OMEN, especializada en jugadores dedicados, que hacen stream o incluso se dedican a la actividad de manera competitiva, también fue lanzada la línea Pavillion Gaming, que apunta al jugador más casual. Entre ambas, se diferencian principalmente por los colores -los Pavillion tienen teclas verdes mientras que el OMEN su ya clásico tono rojo-, que tan vanguardistas son sus configuraciones y por supuesto, el precio.

Pero para Kobi Elbaz, Vicepresidente de Sistemas Personales para HP America, lo que diferencia a estos equipos del resto es que no están pensados solo para jugar sino que también para ganar.

Y lo dice en un contexto muy particular, donde gracias a proyectos como Stadia o xCloud, los videojuegos en PC están cada vez más cerca de no requerir máquinas pesadas ni con luces brillantes para funcionar. Si tanto Google como Microsoft cumplen sus promesas, solo necesitaríamos de una buena conexión a Internet para poder disfrutar contenido en 4K y 60 cuadros por segundo.

Algo que tiene sin cuidado a Kobi. “La experiencia de juego no depende solo del acceso al contenido. Un jugador que quiere ganar lo quiere todo: teclados mecánicos, mouse ajustables, audífonos y micrófonos que nosotro si podemos entregar. Por eso creemos que es un mercado que va a seguir creciendo, junto con los eSports”.

Y parte de esa diferenciación de la que habla Kobi está presente en el OMEN X 2S, la última joya de la compañía que llegará dentro de unos meses de manera exclusiva a México y Chile.

Se trata de un PC Gamer con las especificaciones que uno podría esperar: almacenamiento SSD, 16 GB de RAM, un procesador i7 de última generación, una tarjeta RTX 2080 de 8 GB, pero aparte de todo eso, viene con algo que nadie más tiene: una segunda pantallsobre el teclado, que cambia la experiencia de juego por completo.

Esta pantalla, de 6 pulgadas y resolución Full HD, es táctil y está diseñada para funcionar de manera totalemente independiente. ¿Para qué? Bueno, para contar con otra app del computador funcionando en un solo equipo. Puedes, por ejemplo, tener en tu pantalla principal una partida de Overwatch y en la de abajo el Discord, o si haces stream, dedicarla para ver los comentarios.

Incluso para ver videos de YouTube. De hecho, la inspiración de esta función está en la costumbre que notaron los ingenieros de HP de ver como los jugadores siempre contaban con su teléfono al costado como una segunda pantalla. Ahora, todo está en el mismo equipo.

Un concepto que según la marca, pone la diferencia entre pensar en equipos que solo tienen especificaciones altas y los que te ayudan para lo más importante a la hora de jugar: que la única excusa a la hora de perder sea la falta de práctica y no porque me falló el botón.

 

Seguir leyendo