*

Huawei presenta Cyberverse: La aplicación que busca unir al mundo real con el digital

11 AGO 2019 / Tendencias

Huawei presenta Cyberverse: La aplicación que busca unir al mundo real con el digital

La compañía asiática mostró en sociedad a su ambicioso proyecto de realidad aumentada que busca que comencemos a mirar nuestro mundo a través de nuestro celular.


Si hay algo que ha marcado a la evolución del desarrollo de los smartphones de Huawei es la importancia que le han dado desde hace años a la innovación en cuánto a cámaras se refiere. La compañía ha entendido que es a través de esta función que los usuarios de sus teléfonos pueden tener un contacto con el mundo real, y capturarlo de la mejor manera posible.

Pero lo que todos nos preguntamos es qué viene después. Sí, ya aprendimos a vivir con cámaras dobles, triples y hasta cuádruples que nos permiten capturar el mundo cada vez mejor, pero hasta ahora, todo es más o menos solo mejoras de un modelo que ya conocemos.

Pues bien, durante la realización de la HDC 2019, Huawei mostró precisamente cuál es su siguiente paso. Y su nombre es Cyberverse.

Cyberverse es un ambicioso proyecto que busca crear un mundo digital que se cruce con el mundo real y al cual podemos acceder precisamente a través de la cámara de nuestro celular. Es la misma tecnología de realidad aumentada que nos permite ver a los monstruos de Pokémon Go corriendo libres por las calles, pero en una escala insospechada.

El proyecto comenzó a desarrollarse en el año 2014 y su objetivo era la creación de un nuevo mundo, un espacio digital que pudiera fusionarse con el real a través de una pequeña ventana: nuestro teléfono.

Simplemente apuntando nuestro smartphone alrededor del mundo, será posible ver información de todo tipo a nuestro alrededor: desde ofertas de las tiendas por las que pasamos, información general de lugares turísticos, flechas que nos indican cómo llegar a nuestro destino e incluso mascotas tridimensionales corriendo libremente.

El mundo de Cyberverse es un mundo dinámico: la información cambia entre el día y la noche, o entre la gente que también esté interactuando en tiempo real en el mismo espacio.

Cyberverse tendrá diversas aplicaciones dependiendo de quienes lo ocupen: en un aeropuerto puede servir para guiar a un viajero al terminar de su vuelo, en un hospital para no perderse entre sus pasillos y llegar a la sala de tratamientos indicada y por supuesto, aplicaciones comerciales dentro de malls y calles concurridas que pueden mostrar ofertas y avisos de interés para el usuario, sin que siquiera tenga que entrar a la tienda.

Una de las grandes diferencias de esta aplicación frente a otras similares, es que está diseñada tanto como para funcionar en interiores como exteriores y que utiliza el reconocimiento de imágenes por Inteligencia Artificial de Huawei para, por ejemplo, reconocer estatuas y entregar datos al respecto.

Luo Wei, el ingeniero detrás del proyecto, incluso señaló que sería posible crear avatares personales para habitar dentro de este mundo y, en una movida digna de Black Mirror, también será capaz de reconocer personas y mostrar sus intereses. Por ejemplo, información de redes sociales, gustos y otros datos que lo permitan identificar.

Por supuesto, esta parte de la experiencia requerirá el consentimiento de los usuarios e incluso quienes estén dentro de este mundo digital, podrán decidir la cantidad de datos que se compartan.

El tema de la privacidad es, de hecho, una preocupación para Huawei, quienes aseguraron que la única forma de que este mundo digital viva en armonía, es con la colaboración de las autoridades y comunidades locales para que participen activamente en su regulación.

Y aunque todo esto suene demasiado lejano, lo cierto es que su llegada es más inminente de lo que se espera. El campus de Dongguan de la compañía ya ha sido mapeado y para final de año, Cyberverse estará disponible en 5 lugares turísticos de China. Para mitad de 2020 existirán 100 lugares en el mundo y para finales de ese mismo año, unos 1000.

El futuro ya está acá y ni siquiera nos dimos cuenta.



Seguir leyendo