*

Los problemas de Huawei con Estados Unidos

29 ENE 2019 / Actualidad

Los problemas de Huawei con Estados Unidos

La polémica que afecta a la compañía con la administración Trump inevitablemente escaló. Las autoridades chinas condenaron las acciones en contra del gigante tecnológico.


Huawei, la segunda compañía que más teléfonos vende en el mundo, por delante de Apple y solo por detrás de Samsung, está en medio de la mayor polémica de su corta y exitosa historia.

A los cuestionamientos existentes en Europa y países de Oceanía, por la preocupación de que la red 5G implementada con tecnología de Huawei u otras empresas chinas sean utilizadas para espiar por el gobierno chino, ahora se sumó una acción legal en Estados Unidos contra Meng Wanzhou.

La ejecutiva es la jefa de finanzas e hija del fundador de la compañía, quien durante la década de los ochentas fue un ingeniero del Ejército Popular de Liberación (EPL), el brazo armado del Partido Comunista que rige en China desde 1921.

Wanzhou, quien fue detenida en Canadá, es acusada de concretar acciones para evadir las sanciones impulsadas en contra de Irán, actuando en contra de los dictámenes e intereses de Estados Unidos. El tema cobra relevancia porque según la administración Trump, toda compañía que haga tratos con ese país asiático no puede hacer negocios en Estados Unidos y eso justifica que a Huawei se le pongan trabas para operar.

En paralelo, a Huawei se le acusa en otro caso de fraude, obstrucción a la justicia y de robo de secretos a la compañía telefónica T-Mobile, lo que también ha sido utilizado como argumento por las autoridades estadounidenses para bloquear las operaciones de la compañía china.

China contra Estados Unidos en el fondo

Aunque la preocupación en contra de Huawei no tiene relación con brechas de seguridad que afecten a los usuarios, y a la fecha no existe ningún cargo de espionaje, inevitablemente la discusión ha involucrado al gobierno chino.

Con la compañía desmintiendo todas las acusaciones, ahora el ministerio de Relaciones Exteriores de China acusó a Estados Unidos de querer “empañar y acabar con compañías específicas chinas en un intento de estrangular sus operaciones legítimas y en base a ley”.

El gobierno del gigante asiático acusa “intenciones políticas profundas y manipulaciones” como el principal motor de las acciones, como parte de la guerra comercial existente entre China y Estados Unidos que se reforzó con el advenimiento del gobierno de Donald Trump.

Por ahora, Meng Wanzhou no puede abandonar Canadá, ya que se le requisaron sus documentos y se encuentra bajo vigilancia por parte de las autoridades, pero China llamó a que Canadá “deje de arriesgar sus intereses propios en beneficio de Estados Unidos”.

Seguir leyendo