*

Huawei apuesta por el modo nocturno para ganar la guerra de las cámaras

22 JUN 2018 / Tecnología

Huawei apuesta por el modo nocturno para ganar la guerra de las cámaras

La última generación de teléfonos de la marca china apuestan a las imágenes con poca luz para diferenciarse del resto de equipos.


Elegir un celular es cada vez una labor más difícil, no porque haya mucha variedad sino que porque los equipos son cada vez más similares.

Desde opciones de diseño como las muescas hasta el uso de diferentes lentes para capturar mejores fotos, más allá de la promesa de mejores fotos que el modelo anterior, el desarrollo de la imagen en los celulares es algo que cuesta diferenciarse de manera significativa.

Así que desde Huawei, decidieron que había que hacer algo distinto. En su momento fue el modo retrato, ese efecto de desenfoque que llevan en sus equipos desde hace tiempo y que ahora es un estándar de la industria. Y ahora, la compañía china quiere convencer al público a través del uso del Modo Nocturno, una función que aparece en su última línea de teléfonos P20 y P20 Pro y que busca ser la nueva diferencia que mueva para adelante la marca.

La compañía nos invitó a probar este modo por un tour nocturno, y esto es lo que pasó.

Lo primero que hay que tomar en cuenta es que el modo de Toma Nocturna es, en primera instancia, una forma más automatizada de tomar fotos con larga exposición. Es algo que podríamos hacer usando el modo Pro no solo de este teléfono, sino que de cualquier otro que pueda manejar este tipo de especificaciones. Pero para hacerlo, obviamente hay que saber primero que es la velocidad de obturación y francamente si todos lo supiéramos, no existiría el modo automático.

Pero la principal diferencia de este modo nocturno es que, aparte de hacer tomas más extensas, es que utiliza la inteligencia artificial que viene con el teléfono para estabilizar la imagen. Es decir, no es necesario un trípode para que la imagen quede definida, que es lo que generalmente ocurre cuando se toman este tipo de imágenes. Simplemente es necesario apuntar, esperar y el teléfono hace el resto.

Y el resultado no es solo una imagen que se puede ver bien, si haber tomado flash, sino que también mantiene los colores aun en la oscuridad.

Ahora bien, el modo nocturno no sólo funciona cuando hay muy poca luz, sino que al capturar por más tiempo, puede ser usado para otro tipo de imágenes, donde sea posible, por ejemplo, resltar los colores. Acá, se trataba de una imagen que perfectamente podía haber sido sacada con un modo tradicional -el objeto estaba cerca y había harta iluminación tanto en la avenida como en el bus- pero al usar el modo nocturno se genera una imagen con colores más saturados. Y sin filtro.

Algo similar pudimos lograr en los Juegos Diana, un sitio que de nuevo, no es particularmente oscuro, pero que si tiene un exceso de luces y colores, las que al usar el modo nocturno se ven mucho más vistosas, debido a que son capturadas por más tiempo por el sensor.

Ahora, si bien es cierto que los resultados de las imágenes son tal como los promete la compañía, habrá que ver si tienen el mismo efecto que causó en su momento el modo retrato, ya que si bien los resultados son bastante buenos, creo que a la larga los usuarios se quedan con las opciones que los hacen lucir a ellos y ellas de mejor manera.

Pero por otro lado, la fotografía nocturna siempre ha sido el punto débil de las cámaras de celulares -junto con el zoom- y estar trabajando en hacer que tomarlas sea mucho más fácil y con resultados que ya pueden verse, sin duda es una demostración de que Huawei está pensando siempre en cómo demostrar que la diferencia va más allá de un número en una hoja de especificaciones.

Seguir leyendo